Translate

viernes, 19 de septiembre de 2014

DE ESTA FALSA DEMOCRACIA



Siempre creí que sería con un golpe de estado... pero no... será con más de eso que ellos llaman "democracia".

Estaba seguro de que esta apretada maraña de corrupción político-económica conocida como "estado español" no permanecería impasible cuando sus centros de poder fueran amenazados... cuando corrieran peligro de cambiar de manos.

El momento ha llegado...

Los principales ayuntamientos están bajo la seria amenaza de ser tomados por sus legítimos dueños... los ciudadanos... ciudadanos sin tasas pendientes... ciudadanos sin banderas, ni himnos, ni libros de cantos dorados, ni cuentos de calleja.

Por evitar una catástrofe que bien podría significar el fin de este infierno en la tierra, y el principio de otro modo de gobernanza, andan nuestros sociópatas electos enfrascados en aplazar lo inevitable. Por aplacar la corriente que durante los últimos meses promete la debacle electoral de los partidos al uso, han comprado banderitas, y camisetas de colores, y globos para los niños, y encuestas para todos los gustos, y titulares de periódicos, y programas de radio y televisión, y especialistas en historia, y ministros enloquecidos, y legionarios dispuestos para el combate, y mentiras, y locura... toneladas de mentiras y locura.

Y lo malo no es que ellos las compren... lo malo es que nosotros se las quitamos de las manos.

De repente, personas sensatas e informadas creen a pies juntillas que por designio divino, no sólo son dueños del suelo que pisan, sino que gracias al mismo milagro, este deja de pertenecer a los demás... dueños por tanto de la lluvia, dueños del aire que respiran... dueños de todo cuanto se halle en ese lado de la línea que sin existir, todos juran ver.

De repente, y siguiendo el rastro de semejante absurdo, todas esas personas sensatas e informadas, comprenden además que les corresponde el sagrado derecho a decidir cómo, cuando, y dónde ha de ser trazada una línea que separe en dos partes lo que antes era una (no demasiado grande, y no demasiado libre)

Y de repente, a eso, a la capacidad de perder el seso, lo llaman democracia...

Como ya pasó antes, esa rara clase de democracia se revela de nuevo como la mejor arma contra todo cambio significativo en el sistema... porque si esa rara forma de democracia fomenta la ignorancia, el paro, la desigualdad, la corrupción y la impunidad... si prescinde de la más elemental separación de poderes... si no garantiza los derechos básicos de las personas... si bloquea por sistema toda intervención ciudadana en cuestiones de gobierno... si se muestra incapaz de combatir el abuso del poderoso sobre el débil... si esa rara forma de democracia parece mierda... si huele a mierda... si sabe a mierda... es que no es democracia.

Hagamos un referéndum en Tordesillas sobre sus arraigadas tradiciones... compremos el disco más escuchado (el de Paquirrín)... leamos el libro más vendido (el de Belén Esteban)... veamos el programa con más audiencia de la tele... compremos el periódico de mayor tirada... votemos al partido más votado... y con todo eso, hagamos una sopa. No hará falta más que una primera cucharada para llegar a la amarga conclusión de que todo resultado de toda consulta no puede ser más que el lógico producto de la suma de los ingredientes.

La democracia no es posible si los que la componen son simples esclavos, esclavos producto de un lucrativo negocio mal llamado educación... una educación que agoniza estrangulada por la religión y nacionalismo... una educación reglada  y convertida en artículo de lujo en la que los indices de fracaso escolar hace tiempo que son secreto de estado.

La democracia es una chanza si en los libros de texto se les dice a nuestros hijos que "Machado se fue a Francia con su familia y Lorca falleció cerca de su pueblo". La democracia es una parodia si el 79% de los menores de veinte años no saben quién fue Francisco Franco. La democracia es pura burla si en los colegios públicos de Cataluña se repite que "los héroes del sitio de Barcelona lucharon por la independencia de Cataluña, y no contra Felipe V y sus aliados franceses". La democracia es imposible si en los colegios de Madrid nadie cuenta que Felipe V era francés, que ni siquiera sabía hablar español, que la guerra de sucesión y la codicia de aquél Borbón costó un millón de muertos, que se dejaba crecer las uñas de los pies hasta no poder ni andar, que sufría vapores melancólicos y violaba a su primera mujer moribunda, que por ese engendro morían los españoles.

La ignorancia, siendo lo mismo, es menos cruel...

Sin hombres lo suficientemente libres e informados la democracia no es más que una cáscara vacía, una dictadura por otros medios, un inmenso rebaño de voluntades sometidas por siempre a los intereses de los amos... y no parecen estos que corren, tiempos propicios para la tarea de sembrar libertad... sembrar verdadera cultura.

¿La esperanza? Que no siempre fuimos así... que hubo hombres antes que nosotros que imaginaron un mundo muy distinto... que pelearon por él... y que tal vez sepamos imitarles.

Durante la Segunda República Española se llevó a cabo un proyecto de solidaridad cultural, al frente del cuál,  Manuel Bartolomé Cossío reclutó a más de 500 voluntarios, maestros, profesores, artistas, jóvenes estudiantes e intelectuales. Aquellos hombres y mujeres llegaron a cerca de 7000 pueblos y aldeas para librarles de la esclavitud congénita de la ignorancia. Les llevaron el teatro, la literatura, el cine... todo lo que pudieran necesitar para romper las cadenas... y lo hicieron sin religión, sin nacionalismo, sin maniqueísmos, sin prejuicios, sin buscar más beneficio que hacer el bien por el bien mismo. Todo aquél milagro duró hasta el final de la guerra civil, hasta que los abuelos de nuestros amos decidieron ponerle fin.

Hoy las cosas son bien distintas... distintas para mucho peor... pero para los nietos de los chiquillos que se arremolinaban desconfiados ante la llegada de aquellos autobuses cargados de verdadera democracia... todavía quedan las palabras... las que pronunciaban los héroes antes de comenzar "su batalla".

"Es natural que queráis saber antes de empezar, quienes somos y a qué hemos venido, no tengáis miedo, no vamos a pediros nada, al contrario, venimos a daros de balde algunas cosas. Somos una escuela ambulante donde no hay libros ni matrícula, donde no hay que aprender con lágrimas, donde no se pondrá a nadie de rodillas. El gobierno de la República que nos envía, nos ha dicho que vengamos ante todo a las aldeas, a las más pobres, a las más abandonadas, y que vengamos a enseñaros algo, algo de lo que no sabéis por estar siempre tan solos y tan lejos de donde otros lo aprenden, pero que vengamos también, y lo primero, a divertiros..."

Manuel Bartolomé Cossio, diciembre de 1931.



VER VÍDEO: https://www.youtube.com/watch?v=JRTgQ9kjRnY






VER VÍDEO: https://www.youtube.com/watch?v=FN7r0Rr1Qyc



martes, 9 de septiembre de 2014

CATALONIA IS NOT CATALONIA



El 15 de noviembre de 1918 Alfonso XIII escribe al líder de la Lliga Catalana, Francesc Cambó:

"El ejército alemán está en plena derrota, los socialistas han tomado el poder en Berlín, en Viena la tropa insubordinada hace causa común con los obreros y los presos liberados, la Suiza alemana está sublevada... Yo temo que venga un estallido revolucionario en Cataluña, que los obreros se unan a los soldados... no veo otra manera de salvar situación tan dificil que satisfacer de golpe las aspiraciones de Cataluña, para que los catalanes dejen de sentirse en este momento revolucionarios y mantengan su adhesión a la monarquía... hay que dar la autonomía a Cataluña inmediatamente... es preciso que usted vaya a Barcelona en seguida para provocar un movimiento que distraiga a las masas de cualquier propósito revolucionario..."


("Soberanos e intervenidos", Joan E. Garcés, Editorial SigloXXI)



Lo he de decir, por si reviento... los catalanes no tienen derecho a decidir nada... ni tan siquiera tienen derecho a pensar en decidir nada... porque no son nación, no son país, no son nada... son personas de una en una, individuos que sólo comparten entre sí lo que un mito dice que comparten. Fuera de ese delirio, Cataluña es poco más que la construcción interesada de un trampantojo histórico, un señuelo destinado a bloquear en el momento apropiado, todo proceso de auténtica reforma social.

Lo digo otra vez y las paredes siguen en su sitio... Cataluña no existe, Madrid no existe... como no existe la mayor... como no existe España. Existen las personas de una en una; los pueblos, las naciones, son tan inconsistentes como sus fronteras, son cenizas sueltas por barrer, invenciones de los que, incapaces de controlar individuos, prefieren controlar masas...

¿Pueblos, dicen? Yo digo grandes máquinas cuajadas de palancas que manejadas por las manos adecuadas, se convierten en bestias sanguinarias sin conciencia. Nos roban, nos estafan, nos asesinan cada día... siempre de uno en uno... pero a la hora de cubrir sus crímenes, nos llaman pueblo. ¿Una prueba... cien tal vez? ¿Quieres saber de que está hecho eso que cohesiona al "pueblo catalán"? De la misma basura ideológica, del mismo desprecio, de la misma arrogancia, de la misma cobardía, de la misma manipulación y las mismas mentiras que reúnen al resto de los rebaños de este trágico esperpento nacional.

Puestos a consultar y si no tenemos miedo a las respuestas,  preguntemos a nuestros compatriotas, hagamos un referéndum sobre la pena de muerte... sobre la expulsión de los inmigrantes... sobre el derecho a portar armas... y preguntemos antes que nada sobre si el pueblo libre y responsable estaría dispuesto a renunciar a su derecho al voto por una paga de 500 eurillos al mes... mil por su libertad de expresión... 2000 por un chip implantado... o mejor no preguntemos nada, porque os volverías como yo, os asquearía toda esta farsa y a buen seguro dejaríais de caer simpáticos a los amigos. 

Derecho a decidir, derecho a separarse de otros no tan ricos, no tan honestos, no tan trabajadores, no tan cultos, no tan libres... sobre todo eso... libres. Tan libres como refleja este documento.





El Gobierno catalán debate un documento que propugna la infiltración nacionalista en todos los ámbitos sociales. El País - JOSÉ ANTICH 28 OCT 1990



"... El documento propugna la configuración de un sociedad catalana de claro corte conservador, en la que tengan vigencia "los valores cristianos" y en la que se fomenten las "fiestas populares, tradiciones, costumbres y trasfondo mítico". Una sociedad a la que se debe sensibilizar sobre la "necesidad de tener más hijos para garantizar su personalidad colectiva".


Objetivos


Para cumplir sus objetivos, los ponentes no ocultan la necesidad de controlar a los educadores para que cumplan lo estipulado en la doctrina nacionalista. Se aboga, así, por "vigilar la composición de los tribunales de oposición" para todo el profesorado.

Asimismo, se alienta a "reorganizar el cuerpo de inspectores de forma que vigilen la correcta cumplimentación de la normativa sobre la catalanización de la enseñanza". También se considera necesario "incidir en las asociaciones de padres".

La voluntad de dirigismo queda de nuevo patente en el apartado relativo a los medios de comunicación: hay que "introducir gente nacionalista (...) en todos los puestos claves de los medios de comunicación". También se postula "incidir en la formación inicial y permanente de los periodistas y de los técnicos de comunicación para garantizar una preparación con conciencia nacional catalana..."


¿Es esto una invención de los enemigos de Cataluña, es acaso un nuevo contubernio diseñado para subvertir la voluntad libre y consciente de un pueblo? No... es más bien la prueba irrefutable de que Cataluña lleva décadas convertida en un régimen dentro del régimen... de que los arquitectos de este perverso juego llamado transición democrática jugaban y juegan a dos barajas, o mejor dicho... que ejercían y ejercen sobre sus ciudadanos un remedo del viejo timo de la estampita... ese para el que resulta indispensable un miserable, mejor aún, alguien que ni siquiera sepa de su falta de escrúpulos y esté dispuesto a salir beneficiado a costa de otros. Mejor haría la sociedad española en general, y la catalana en particular, en entonar un sentido "mea culpa" por mirar sin querer ver, por volver la vista y la conciencia hacia otro lado mientras  que en el mismísimo Parlament se señalaba al "Honorable" como responsable de robar a manos llenas ríos de dinero público sin que nadie levantara siquiera la voz...

Algunos catalanes partidarios de la independencia dicen no ser nacionalistas... sea... y como quieren ser más libres y tener más justicia, anhelan una nueva frontera que les separe de los sátrapas que viven a 700 km de la que hoy todavía es su casa, a 700 km de su hospital cerrado, a 700 km de la escuela sin recursos de sus hijos, a 700 km de sus atestados comedores sociales... algunos catalanes (no todos) olvidan que tienen otros sátrapas mucho más cerca, cómplices de aquellos, a tiro de piedra, envueltos en banderas y recuerdos de Suiza... sátrapas que acechan solamente algo más allá de la vuelta de la esquina.

Solo hay un mal... la injusticia social... la esclavitud que esa lacra destila... el abuso de poder y la impunidad que genera... la servidumbre que fomenta al hacer de la educación y la información puro adiestramiento. Por eso nadie tiene derecho (ni capacidad) a decidir nada... si no cumple antes con la obligación inexcusable de liberarse y liberar a otros, crear una primera generación de seres no infectados de nacionalismo y religión, para una vez conseguido, que esos hombres y mujeres decidan ya por fin independientes y por sí solos, su camino... su propio camino.





VER VÍDEO: https://www.youtube.com/watch?v=v1TiKmwEeUU


lunes, 1 de septiembre de 2014

POSESIÓN SOTÁNICA




Cuentan quienes allí estuvieron, que nada más poner pie en tierra del sector 6 de la Cañada Real (infierno donde los haya), Antonio María Rouco Varela se encaminó hacia unos niños que jugaban desnudos entre el barro y las ratas... que al llegar a su lado y señalarles con el brazo extendido preguntó:

Hola chicos... respondedme a una pregunta... ¿sabéis quién es el niño Jesús?

A lo que todos, cómo un sólo marginado, respondieron a la vez:

Sí... el hijo de la Lucía.

¡Por el amos de Dios! ¡Estos niños no tienen catequesis! Sentenció su excelencia elevando su grito al cielo.

El bueno de Antonio María no quedó muy satisfecho de su visita al averno, el cardenal no había avisado a tiempo al padre Agustín (encargado de la zona) y apenas pudo prepararse una breve y deslucida misa de campaña... ni siquiera pudieron ser retiradas las montañas de chatarra y basura que delimitan las calles de la barriada, ni los montones de excrementos acumulados desde que el ayuntamiento se llevó los retretes portátiles.

Es sólo un detalle... así ha discurrido la vida de Rouco. Con este tipo de anécdotas ha trufado el arzobispo de Madrid sus casi tres décadas de alcaldía celestial... un remanso de paz... un servir sin vivir... hasta recibir la fatal llamada.

Fue durante el viaje de Lugo a Madrid tras los actos en honor al nuevo rey... dicen que durante el regreso se reconcomió en el asiento, que no dejó de darle vueltas a la intempestiva llamada del Nuncio Fratini. ¿De qué demonios se trataría? ¿Para qué tanta urgencia? A buen seguro que repasó las posibilidades... tenía que ser algo grave... un caso más de pederastia a punto de estallar... otro pleito abierto por la apropiación de inmuebles públicos... un improbable recorte sobre los once mil millones de euros con que el estado financia a la iglesia... la definitiva y vaticana reprimenda sobre el calamitoso estado de las cuentas del arzobispado de Madrid...

Era el retiro...

Para Rouco, este mes de septiembre será el último al frente de su satrapía madrileña, le substituirá Carlos Osoro, actual arzobispo de Valencia, que a su vez cederá su puesto a otro prelado "cinco estrellas"... el cardenal Antonio Cañizares, nuevo arzobispo de Valencia y posiblemente el prelado más siniestro del episcopado español.

Tanto es así que en 2009, en plena posesión sotánica llegó a afirmar que "no es comparable lo que haya podido pasar en unos cuantos colegios, con los millones de vidas destruidas por el aborto" todo por la secta... todo con tal de justificar los abusos a menores en el seno de la Iglesia católica.

No fue un episodio aislado. Dos años antes, durante la ordenación de dos sacerdotes y a pesar de las recomendaciones en contra de su papa, decidió Cañizares dar fiel muestra de toda su psicopatía. Eligió portar una "capa magna" de más de cinco metros de longitud, una prenda que exige la ayuda de al menos un asistente que le sujete la cola. (Sí, has leído bien, la cola)

No dejan de sorprenderme... por mucho que insistan... por más que me repita que no todos pueden ser iguales... no dejo de preguntarme:

¿Es la iglesia como institución un remedo de los partidos políticos a la vieja usanza? Es decir... ¿Una perfecta y eficientísima máquina de producir hombres sin alma ni seso? ¿Cómo si no se explica este abrumador porcentaje de malévolos tarados entre sus clases dirigentes? ¿Cómo se entiende que tras tan espectaculares exhibiciones de vanidad y estulticia no huyan despavoridos sus fieles devotos?
La imagen de Cañizares con capa magna, futuro arzobispo de Valencia (tierra de trajes), es la imagen de una comunidad autónoma y de todo un país, es la perfecta síntesis de eso que hoy nos atormenta, el retroceso de varios siglos hacia el oscuro imperio de la indignidad, de lo ridículo, de la chabacanería, de la injusticia y la sin razón... ese lugar del que creíamos haber escapado viene en nuestra busca... o que tal vez, nunca abandonamos.





NOTA: El arzobipo Antonio Cañizares (Cañete para los amigos) no es lo que parece, lo de Cañete no es tan exagerado, lo suyo es puro arte. En Cañete prevalece siempre el gusto por la proporción, las colas le gustan largas y anchas (aunque yo creo que se conformaría con una grande y libre)... y sus curas por detrás... como manda la tradición.