Translate

martes, 19 de marzo de 2013

LO QUE SE OLVIDA Y SE PIERDE



Inauguramos sección y demostramos de este modo nuestra vocación de servicio público.

LO QUE SE OLVIDA Y SE PIERDE se encargará periódicamente de facilitar la recuperación de cualquier cosa que alguien haya extraviado u olvidado. 

Nuestros primeros objetos son unas fotos... unas curiosas y entrañables fotografías de lo que parece un grupo de amigos.

Entre ellos podemos reconocer el sobrio vestir de nuestra ínclita Ángela Dorothea Merkel, que acompañada de la que hoy es su ministra de justicia, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger (jersey rojo), disfruta de unos gratos momentos durante su visita a un centro juvenil.

Las fotografías corresponde al año 1993, tiempos aquellos en los que la buena de Dorothea comenzaba a ser lo que hoy es y contactaba con personas afines a su ideología. Cabe destacar las sonrisas y la amistosa  complicidad del momento... el pulcro y apurado corte de pelo de aquellos chicos... la curiosa forma de señalar por dónde quedaba la parada de autobús más cercana... salta a la vista que allí había mucha camaradería... tanto que compartir...

Si alguien pudiera hacer que esta foto vuelva a las manos de Ángela... seguro que la dará una gran alegría...





Dicen que no somos quienes somos... sino lo que dejamos atrás.




19 comentarios:

  1. Jajajaja... que lo dejamos atrás, dice... Por eso estamos ahora como estamos, porque no hemos dejado de ser nunca lo que fuimos: un montón de muertos de hambre acomplejados, manejados por los que siempre han partido el bacalao. Siento decirlo así, Pelayo...

    Asun.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo que voy Asun, es a que Ángela ya no visita a grupos nazis... a que a medida que prosperan cuidan su imagen pública, muestran la cara amable, esa que da más votos. Pero si rebuscamos en sus orígenes, en su primitiva y auténtica forma, cuando el disimulo no era tanto, ahí los encontraremos... en su verdadera esencia.

      En cuanto a nosotros, otro tanto de lo mismo... el abuso de poder y los comportamientos caciquiles del siglo pasado no han cambiado demasiado, nuestras respuestas tampoco... quizás a peor, desgraciadamente.

      Beso

      Eliminar
  2. Nunca fue la guapa de la clase, ese es su problema. Bueno, yo tampoco, pero no decidí marchar, a paso firme, en la dirección opuesta, como decía Bernhard. Una vez escribí (recupero lo que dejo atrás: eso debe ser bueno), que el poder es la juventud de los viejos. Pues en eso está, aquella chica...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si eso del poder va así como dices... Ángela debe de tener planeado regresar al claustro materno... si no no se entiende...

      Eliminar
  3. Llega un momento en la vida en el que aprendes a mirar las cosas desde más de un punto de vista. Entonces dejas de ser infantil, ignorante y radical y te vuelves adulto.

    Quizás no seamos lo que dejamos atrás sino lo que hemos elegido ser en el presente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Elegir? ¿es que realmente existe eso de elegir? Sólo elige quien es libre... y ese, me temo, está aún por nacer.

      Abrazo

      Eliminar
  4. De culaquier forma, ella ha elegido estrangular económicamente Alemania y Europa. Da igual el nombre con el que queramos llamarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los nombres no dan igual... piensa que con el paso de los años son lo único que queda. Si les damos también los nombres, esta atrocidad quedará etiquetada para siempre como "rescate", "liberación", o vaya usted a saber que otra tontería...

      Eliminar
  5. VIVA EL MONTAJE BARATO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy en día todo está de rebajas... hasta las gafas de no ver.

      Eliminar
    2. Y QUÉ SE VE AHÍ???

      Eliminar
    3. En realidad poca cosa, solo se sospecha... parece que al peluquero del barrio se le ha atascado el regulador de la maquinilla en el uno... parece que Ángela y su ministra de justicia estaban entre amigos... parece que uno de los chicos les dice como está de alto su sobrino... pero nada es seguro... todo son conjeturas...

      Eliminar
  6. Te voy a tomar en serio porque creo que es necesario... No sé si te dedicas al periodismo. Si eres periodista, le haces un flaco favor a la profesión; si no, entiendo tu falta de rigor al tratar una información. Y te diré porqué. En principio colocas 4 fotos juntas y elaboras un texto interpretando las imágenes. Me gustaría creer en lo que dices en el texto pero las fotos no demuestran nada de eso, sino que lo interpretas, a mi juicio, de manera ofensiva haciendo creer que Merkel es nazi o algo así... ¿Tienes pruebas de que Merkel estaba allí como nazi o algo así? Te ruego que lo demuestres porque sino queda como lo dicho, un montaje barato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mal harás en tomarte en serio lo que alguien como yo pueda decir... yo no soy de fiar, no soy sensato... ni paciente, ni objetivo... ni profesional de nada digno de ser nombrado... yo soy un nadie... uno que pasaba por aquí. Por eso lo tengo tan fácil a la hora de decir y hacer lo que se me pase por la cabeza.

      En cuanto a lo de que hago daño al periodismo... te agradezco los ánimos. Nada me gustaría más que haber puesto mi granito de muerte en la defunción de esto que ahora llaman periodismo.

      Al final va a resultar que sirvo para algo.

      Abrazo

      Eliminar
  7. Di que sí... sigue publicando paridas de esas y luego no sepas contestar a la gente... pero tuyo no es el problema. El problema es la nueva moda que hay en internet de las fotos, es decir, de publicar fotos con textos absurdos que lo único que hacen es demagogia barata y resultan ser montajes ridículos... Si esa es tu manera de hacer critica social pues allá tú... ya madurarás...

    ResponderEliminar
  8. No creo que esa foto sea cierta, sinceramente. Debería de ser publicada con un notario detrás por lo menos, porque me parece grave.

    ResponderEliminar
  9. En lo que toca al pasado comunista de Merkel, el autor de la Trilogía de Danzig que componen El tambor de hojalata, El gato y el ratón y Años de perro, se ha atrevido a evocar la participación de la canciller en el totalitarismo soviético sin estar él libre de culpa. Porque, de hecho, nadie olvida en Alemania su confesión de hace siete años en la que hizo público que había formado parte de las SS. Aquella declaración vino al tiempo en que aparecía en Alemania el volumen de sus memorias titulado Pelando la cebolla, lo que dejó un “mal gusto de promoción literaria”, según escribió entonces Helmut Böger, del diario populista Bild.
    texto completo: http://tendencias.vozpopuli.com/cultura/966-gunter-grass-vs-angela-merkel-todos-tenemos-un-pasado

    ResponderEliminar