Translate

sábado, 25 de febrero de 2017

UN 23 DE FEBRERO TUVO QUE SER...




Esta noche, en la Puerta del Sol, en una manifestación espontánea contra el golpe de estado perpetrado hace apenas 24 horas, se ha gritado otra vez eso de "No nos representan"... y me temo que esta vez no estaba dedicado al PPOE... no sólo... no precisamente. 

Fue ayer, otro 23F... fecha señalada donde las haya... no podía ser otro día si se quería que el mensaje fuera alto y claro. En muy pocas horas, casi en cascada, llegaban noticias sobre las distintas fases de un asalto en toda regla a los más básicos preceptos de una justicia y un estado de derecho ya más que enfermo... en estado comatoso.

Sin que ningún gran medio incidiera en la evidente conexión entre ellos, los aldabonazos resonaban en este país tan de silencios... el eco de uno se solapaba con el siguiente, hasta parecer algo sólido, tanto como un parte de guerra... de las que se pierden.

No hubo tiempo ni para que se secara la tinta... la infanta que se autoalquilaba el Palacio de Pedralbes y su marido (el evasor de capitales a través de una ONG de niños discapacitados) habían sido condenados a una vida de lujo en Ginebra a costa del contribuyente, mientras pasa un lustro y "se afina" una sentencia sin tanto ensañamiento y mucho más amable por parte del Tribunal Supremo... la juez que substituye a la incómoda juez Alaya levantaba la fianza de cuatro millones interpuesta a Griñán por los ERE y archivaba las piezas de responsabilidad civil contra otros 25 altos ex cargos de la Junta de Andalucía... el antiguo Secretario General de Justicia de Chaves y Griñán en la Junta de Andalucia era designado para presidir la sección penal que los juzgará... el fiscal superior saliente de Murcia denunciaba que había sufrido presiones e intimidaciones "como las de la mafia en los años 20" al intentar atajar diversos casos de corrupción relacionados con el PP... el fiscal que enterró la carrera judicial de Elpidio Silva, e intentó enterrar los correos secretos de Blesa, las preferentes de Caja Madrid, y las ya famosas tarjetas black (sin conseguirlo) era nombrado nuevo Jefe Anticorrupción...

Todo en menos de doce horas... y todo mientras un ladrón de bicicletas era condenado a tres años de cárcel... o un muchacho sin antecedentes comenzaba su pena de cuatro años de prisión por la estafa de 800 euros.

Dramático y terrible mensaje... pero alto y claro como las salvas de cañón.

No tanto, parece ser, a oídos de cierto grupo de sordos... a oídos de quienes hace apenas dos semanas reivindicaban la hora de abandonar las dulces palabras y los saludos entre pasillos parlamentarios, para entrar en una nueva fase mucho más combativa y radical. Eso vendían hace quince días... pero la oferta se acabó. Hoy sólo se despacha silencio, silencio de la peor calidad, silencio de tercera mano, silencio irresponsable e irrespirable, silencio interesado en no abrir puertas y salir a la calle... al único lugar donde, una vez han sido blindadas las instituciones, es aún posible reclamar la última partida de este robo infinito y sin ambages... a plena luz del día y con copia para el notario.

Si Pablo Iglesias confunde su recién estrenada corte con algo ya tan grande como Podemos... se equivoca. Si cree que su liderazgo permanecerá a salvo si no corre el riesgo de dar papel a las plazas y a las calles... se equivoca. Si decide abrazar esa táctica de la vieja política consistente en dejar pasar los días a la espera de que las críticas por su inacción desaparezcan por sí solas... se equivoca. Si todo lo fía a esa falsa y agradable realidad que los fans y adoradores varios construyen a cada momento en torno suyo... se equivoca. Si olvida que todo lo edificado proviene del lugar donde una docena de chavales decidieron acampar como protesta a la traición de sus representantes políticos... se equivoca. Si no quiere recordar que las espectaculares cifras en intención de voto correspondían a una época en la que pedaleaba sin manos y sin mirar la rueda delantera, mientras que ahora el techo de voto permanece estancado por tanta prudencia, tanto casco, tanta codera, y tantos ruedines... se equivoca. Si confía en que la indignación no va a regresar por mucho que aumente la indignidad de las instituciones, gracias a su resplandeciente figura... se equivoca. Si cree que su crédito es inacabable y no da importancia a los muchos que ya empiezan a verle como un simple y eficiente apaciguador de un díscolo rebaño que comenzaba a amenazar la paz social del reino... se equivoca... y cuando uno se equivoca tanto y tan seguido... termina o mojado, o desnudo, o chamuscado... o de las tres maneras a un tiempo.

Hora es de ser quien fuimos... hora es de demostrar de nuevo que no nos representan quienes ante semejante ataque, se limitan a contemplar y mal escribir un par de twits, quien tras noticias como las de ayer no sale de casa a través de la puerta para ser uno más entre muchos, sin focos y sin estrados... hora es de nombrar de nuevo aquellos sueños, aquellas palabras que nunca llevaban apellidos, que no los necesitaban... hora es de prescindir de esas viejas y rancias maneras que brotan de las tupidas moquetas para aferrarse a los tobillos del más pintado.

No elegimos este camino por saber exactamente lo que queremos, sino más bien porque sabemos lo que no queremos... ni para que sea el único camino... ni siquiera para estar perfectamente informados de cómo diariamente se laminan vidas y derechos... ni para escuchar floridos y apasionados discursos pronunciados  desde detrás de un elegante estrado mientras la lucecita está verde. Yo elegí este camino para buscar, y si se tercia encontrar, algo de lo que nunca hemos tenido, algo que no sea una limosna de los amos, algo que no sea regalado y por tanto fácil de volver a arrebatar... algo tan de verdad que parezca falso... algo que no sea perfecto, ni falta que hace, pero que al menos resista la mirada de mis nietos.

Busquemos, pues... pero no quietos... sino en movimiento... y quien no se mueva... que se aparte.





















miércoles, 22 de febrero de 2017

LA NOTICIA PARTIDA


En ciertas ocasiones, para comprender mejor una noticia, lo mejor es leerla completa, de una pieza... y no en dos partes separadas, que es como acostumbran a publicarlas aquellos a los que no interesa que entendamos, que sepamos... por mucho que nos cuenten.

En un mismo periódico... dos noticias diferentes... una sola historia.


"La desigualdad entre el 20% más rico y el 20% más pobre es una de las más elevadas de la Unión y sigue al alza", dispara Bruselas. Las grandes empresas españolas cotizadas se han hecho con un hueco entre las más grandes del mundo por capitalización bursátil. El índice de Gini (uno de los indicadores estrella de desigualdad) está también "entre los más altos de la UE", antes y después de aplicar los efectos redistributivos de los impuestos y las transferencias sociales. La Comisión destaca incluso que la desigualdad en el acceso a la sanidad aumenta significativamente en lo que va de crisis. Y sigue al alza. En concreto, 12 compañías ocupan un puesto en el top ten de su sector por valor de mercado, según el informe Posición Internacional de la Empresa Cotizada Española, promovido por Bolsas y Mercados Españoles (BME) y Telefónica. El riesgo de pobreza está muy por encima de las cifras que se encontró Rajoy a su llegada a La Moncloa. Los niveles, siempre superiores a la media europea, son especialmente elevados en el caso de los niños y de las personas en edad de trabajar: Bruselas destaca el riesgo de que en España se instalen tasas de pobreza notables incluso entre quienes tienen empleo. El tejido empresarial español tiene dos líderes mundiales por capitalización: Inditex, en el área de venta al por menor de ropa, y Aena, en el caso de servicios aeroportuarios. España también cuenta con otras tres compañías que ocupan la segunda posición en sus respectivos sectores: Abertis (autopistas y ferrocarriles), Ferrovial (construcción e ingeniería), y Gas Natural (gas).

Extraído de El País: "Bruselas alerta a España del alza de la desigualdad y la exclusión social" (22 Feb 2017) y "12 empresas españolas están entre las más grandes del mundo en su sector" (2 Jul 2015)



Dos artículos diferentes... la misma noticia... la suma de nuestras muertes... el resultado de sus vidas.






sábado, 18 de febrero de 2017

BORBÓN Y CUENTA NUEVA


Salieron de rositas. Mejor que así sea, que no conviene soliviantar a nuestros señores, y quien tenga la más ligera duda, que mire atrás... y se estremezca... que repase como el tatarabuelo Fernando VII destrozó el país varias veces con tal de no entregar lo usurpado... que compruebe las consecuencias de que el bisabuelo Alfonso XIII fuera expulsado de España por ladrón y por putero que no por rey... que lea las cartas que el abuelo Juan le escribía a Francisco Franco... que mida, si es posible, los ríos de sangre que han sido derramados para que esta insaciable dinastía borbónica no suelte la presa que un mal día se llevó a la boca.

Veamos mejor las ventajas que se derivan de la innombrable sentencia de la justicia española contra la menos real de las Casas... conformémonos con que a partir de hoy (según anuncian los voceros de todo el reino) cualquiera de nosotros los plebeyos, podremos firmar una hipoteca o contraer cualquier tipo de compromiso financiero y pagar con un suave y melodioso "yo es que no sabía lo que firmaba"... o un "no me costa"... o un "no recuerdo"... o con cualquier otra cosa por el estilo siempre y cuando mantengamos la espalda erguida, el morrillo en alto y un sutil gesto de asco sobre sonrisa muerta.

Es mejor ir con los tiempos, no incitar a la refriega, renunciar, transigir, doblegarse... lo que sea preciso con tal de mantener bien abrochada a nuestras vidas esta amable dictadura... la más hosca de las democracias. Es un buen trato este de que los maridos sean condenados a un verano de cárcel y que las esposas esperen en la casa calentado el hogar, que al fin y al cabo, los buenos tratos los consiguen los mejores tratantes... y si no, que le pregunten a Chávez y Griñán si es bueno o malo que sus penas dependan de que el PSOE apoye los presupuestos de Rajoy, o no. 

Consenso... por Dios... o por lo que más quieran.

Dejemos que los días pasen, no prestemos oídos a las malas lenguas que aseguran la existencia de una infanta tonta... pero no de la que suponíamos... sino de otra que sufre de una aguda incontinencia firmante, que lo firma todo pero sin saber lo que firma, que firma por las paredes, por las esquinas, por los documentos que su honesto marido amontona sobre la mesa del despacho, que firma los contratos de alquiler a sí misma de su propio palacete de Pedralbes, que firma los resguardos de los dispendios de la tarjeta Visa Oro de la empresa que por culpa de su maniática costumbre figura a nombre de ambos dos.




Alegrémonos en cambio de que la cosa haya parado ahí... menos mal que nadie del resto de la Familia Real ha participado del aquelarre, menos mal que Juan Carlos I no aparece en los correos electrónicos que Urdangarín enviaba a su socio Torres... que peor habría podido ser si entre firma y firma la hubiera dado a nuestra Cristina Federica Victoria Antonia de la Santísima Trinidad de Borbón y Grecia por dejar caer en su real twiter un par de chistes sobre Carrero Blanco, o por comprar pañales con una tarjeta que encontrara en el suelo, o por robar una bicicleta, o una lata de anchoas... que entonces la cosa sí que no habría tenido remedio y hubiera terminado en la cárcel... o desterrada, como sus abuelos... y ya tendríamos como tuvieron los nuestros, una guerra civil (o cruzada contra el bolchevique) con sus correspondientes cunetas.

Lo ha dicho Miquel Roca, abogado de Cristina... que se siente "levitar" tras la absolución de su clienta... que si algo se ha demostrado es que "está garantizada la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley”. Gran verdad donde las haya, y si alguien necesita pruebas de ello, las encontrarán en lo ocurrido hace menos de un mes, cuando la misma Audiencia Provincial de Palma que ha absuelto a la infanta Cristina y ha reducido la pena solicitada por la Fiscalía Anticorrupción contra Urdangarín, condenaba a 3 años y medio de prisión a un joven de 26 años por robar una bicicleta en un domicilio de la capital balear.

Afortunadamente todo a terminado bien... a nuestra infanta, como bien aseguró en su día Mariano Rajoy, la ha salido incluso rentable la chalanada... y no solo a ella, que al resto de la compañía también... que las siete personas que se sentaron en el banquillo por el supuesto desvío de 6,2 millones de euros de Baleares, Madrid y la Comunidad Valenciana a través de los distintos saraos organizados por el Instituto Nóos solamente tendrán que devolver por diversos conceptos algo menos de dos tercios del dinero que estaban acusados de robar, así que apenas tendrán que devolver cuatro de los más de seis millones afanados.

Felicitémonos... enhorabuena, Cristina... que estos juicios, a los de tu familia, siempre os salen a devolver... y a nosotros a vomitar... pero eso sí... siempre a vuestros pies.










martes, 28 de junio de 2016

Y DE REPENTE... LA DEMOCRACIA



Llevan razón los que dicen que Dios está con España... será por ser el país que somos... piadosos donde los haya... miseros (de misas) y míseros (de miseria)... a partes iguales... respetuosos con la ley y el orden... malpensados, sí... pero solamente hasta cierto punto, hasta el punto del vecino, del compañero de trabajo, de los amigos... bienpensados por naturaleza en todo lo demás... confiados, a pesar de los tiempos, en quienes nos llevan, en quienes nos conducen.

Las farolas se encienden, las calles se barren, los coches circulan, la tele se enciende, el patito de goma flota, en verano se venden helados y en invierno castañas... por eso somos felices (según las encuestas uno de los pueblos más felices del planeta), por eso por detrás de nuestras maldiciones y lamentos permanece inalterable una sempiterna confianza en que, incluso sumidos en nuestras tradicionales inmundicias, todo va... mal que bien, pero todo va.

Fíjense ustedes si esto es tal como se lo cuento, que hasta plenamente convencidos de que somos gobernados por una siniestra organización criminal dedicada desde el mismo día de su fundación a robar todo cuanto pueda ser robado, a falsificar todo cuanto pueda ser falsificado, a malversar todo cuanto pueda ser malversado, a asesinar a todo el que pueda ser asesinado, a estafar a quien pueda ser estafado, a destruir todo lo que pueda ser destruido... fíjense que incluso a sabiendas de incontables fechorías y sabiendo nombre y apellido de cada canalla, permanecemos todos, bien apretaditos, en la acera de los que tragan mentiras y sinsentidos como si la vida nos fuera en ello (y tal vez sea así)... mientras que por la acera de enfrente desfila con aire satisfecho y confiado, la flor y la nata de la satrapía mundial.

Docenas de empresas especializadas en anticipar los resultados de unas elecciones generales, compañías grandes y pequeñas, de cierto prestigio unas y de comprobada ineficiencia otras, de todo pelaje político, de toda tendencia ideológica, relativamente imparciales o entregadas al medio que las paga, encuestas a pie de calle, consultas telefónicas o incluso bajo el mismo portal de colegio electoral... El Pulsómetro de la Cadena Ser... la Metroscópia de Juan Luis Cebrián... El Mundo... A3Media con su Onda Cero y su Sexta... todas ellas ofreciendo unos resultados distintos pero siempre comprendidos en un cerrado margen... en el caso del PP se equivocaron por 10 escaños (voto oculto), nada extraño que el encuestado mienta y no se declare votante de un partido que hasta el último minuto de campaña se ve vio sumido en escándalos de corrupción. Con respecto al PSOE y Ciudadanos el resultado final fue prácticamente el adelantado... y de repente, como por milagro del Ángel Marcelo... el misterio de los votantes evaporados de Unidos Podemos... y de repente ¡el error es de entre 20 y 25 escaños!... y de repente la democracia.

Es de señalar el curioso hecho de que fuera el inefable Francisco Marhuenda, recientemente nombrado Comisario Honorario Especial por el máximo responsable del aparato electoral y Ministro del Interior Jorge Fernández Díaz, el único periodista que clavara con toda exactitud los inesperados resultados finales... Francisco debía de estar bien informado... mejor que bien, diría yo.

Y sabiendo esto, y siendo todos conscientes de que la organización criminal que nos gobierna no conoce vacaciones ni fiestas de guardar (ni concede treguas electorales)... todos callan... y todos callan por pura prudencia... esa clase de prudencia prima hermana de la cobardía... esa clase de cobardía que tantas veces ha impedido que este país camine por sí solo, a su propio "tempo" y no "al paso alegre de la paz".

Dicho en plata mejor queda... nos han robado. Nos han robado otra vez... en este expolio infinito... que ya dura siglos... y que tarde o temprano... habrá de terminar... o ser terminado.