Translate

viernes, 13 de diciembre de 2013

SOCIÓPATAS ELECTOS


La sociopatía, también conocida como trastorno de personalidad antisocial (TPA), es una patología de índole psíquico que deriva en que las personas que la padecen pierden la noción de la importancia de las normas sociales, como son las leyes y los derechos individuales.

Los sociópatas son personas que padecen un mal de índole psiquiátrico, un grave cuadro de personalidad antisocial que les hace rehuir a las normas preestablecidas; no saben o no pueden adaptarse a ellas. Por esto que, a pesar de que saben que están haciendo un mal, actúan por impulso para alcanzar lo que desean, cometiendo en muchos casos delitos graves.

Entre las características más comunes del TPA se encuentran la ausencia de empatía y remordimiento, también una visión de la autoestima distorsionada, la deshumanización de la víctima o la falta de preocupación ante las consecuencias de sus desmanes. El egocentrismo, la megalomanía, la falta de responsabilidad, la extroversión, el exceso de hedonismo, altos niveles de impulsividad, o la motivación por experimentar sensaciones de control y poder también son muy comunes.











“Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el Poder son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y analfabeta. Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte. No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos... Si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria (...) Han de pasar años, tal vez lustros, antes de que este Régimen, atacado de tuberculosis ética, sea sustituido por otro que traiga nueva sangre y nuevos focos de lumbre mental”

Fragmento del libro de Benito Pérez-Galdós "La fe nacional y otros escritos sobre España" publicado en 1912


Propina:

Todo este estado de cosas, incluido nuestro estado de ánimo, podría resolverse, o al menos aliviarse, de manera sencilla y económica. Con cierto objeto que incluso podríamos encontrar tirado en cualquier parte... una cuerda, una cuerda utilizada correctamente y con destreza... una simple y única cuerda. Otros ya lo hicieron... y no les fue peor que a nosotros... que el comer, rascar, colgar, y cantar... todo es empezar.



lunes, 9 de diciembre de 2013

LAS PILARES DE LA TIERRA


Esta vez no soy yo... o quizá no tanto...

Esta vez... es como si fuera yo cuando estoy con otro que es como yo mismo... mucho mejor que yo mismo... mejor incluso que yo mismo cuando soy el mejor de todos mis "yos"...

(Con la barbilla en alto) 

Es un artículo de mi amigo Óscar Sánchez... una de esas personas que no son infierno... uno de esos que te hacen sentir bien sin tener que tenerlo al lado (con solo saber que anda cerca basta)... uno de esos a los que se quiere sin necesidad de saber por qué se les quiere... uno de esos sin los que no se quiere vivir... ni aunque se pudiera.


LAS PILARES DE LA TIERRA

"El hombre nunca sabe para quién padece y espera. Padece y espera y trabaja para gentes que nunca conocerá, y que a su vez padecerán y esperarán y trabajarán para otros que tampoco serán felices, pues el hombre ansía siempre una felicidad situada más allá de la porción que le es otorgada. Pero la grandeza del hombre está precisamente en querer mejorar lo que es. En imponerse Tareas. En el Reino de los Cielos no hay grandeza que conquistar, puesto que allá todo es jerarquía establecida, incógnita despejada, existir sin término, imposibilidad de sacrificio, reposo y deleite. Por ello, agobiado de penas y de Tareas, hermosos dentro de su miseria, capaz de amar en medio de las plagas, el hombre sólo puede hallar su grandeza, su máxima medida, en el Reino de este Mundo." 
                                                       
Alejo Carpentier. El reino de este mundo.


"Pronto se harán tatoos y lucirán piercings, las señoras. Pertenecen a ese estrato social, más aún: lo han fundado ellas forzadas por sus maridos. Ellos siguen con sus tirantes, sus cuatro pelos, su fútbol total y su mala leche, en cambio ellas, sus señoras, se tiñen las crestas de todos los colores de la selva virgen y han sustituido el negro por vestidos alegres sin ser chillones -bueno, algunos son chillones… 

Pero qué sabemos de las señoras, de las ”marujas”, que aquí vamos a rebautizar como las Pilares”, para no ofender, ya que nuestro propósito es simplemente resaltar. Pues poco, sabemos poco, y de esto que sabemos todo es tópico y velo que nos las oculta, como cuando en Mayo del ´68 se escribía en las paredes que la Gioconda ha muerto por indigestión de miradas prefabricadas. 

Está claro que sólo arrojamos sobre ellas “miradas prefabricadas”, aunque, aquí, que la Gioconda nos parece una Choni con pretensiones, vamos a romper una lanza por ellas, mientras respiran entre jadeo y jadeo de bolsas de la compra, hijos desnaturalizados y presentadoras de televisión absueltas (absueltas, provisionalmente, de la condición de trabajadoras familiares a tiempo completo, pero enteramente Maripilis en el fondo de su estiloso ser).

Que constituyen los pilares de la Tierra no lo han podido negar ni las Autoridades más ferozmente machistas y falocéntricas, como Aristóteles o Hegel. Ellas sostienen el Mundo y la Historia, como numerosos pies de un Atlas de espaldas encorvadas, y hasta que una anhelada revolución feminista cambie la distribución desigual de las cargas en este desdichado planeta, toda guerra, toda crisis, toda catástrofe y toda estafa político-social como la presente contará con ellas para sacarnos las castañas del fuego. Dios mismo tiene que estar casado, impepinablemente, o la pervivencia de su Creación tras miles de millones de años de erupciones volcánicas y diluvios perfectos es completamente inconcebible. (Y Jesús un fracasado escolar que se buscó la vida sumándose al 15-M de la época pero al que la policía enseguida vio flanqueado por el perro y la flauta como iluminado por un fulgor celestial: el resto es conocido…) 

Porque las señoras, por tener, tienen allá abajo, en la intrahistoria, hasta la sexualidad que les es negada, y, así, por ejemplo, comprenden perfectamente lo que debió sentir la infantita por el Urdanga, pese a que ahora le haya salido rana el mozo. Lo que pasa es que la vida nunca ha sido justa, y a Pilar le ha tocado Paco o Manolo que fue un piernas y ahora es un bruto. Para colmo, la muchachada ajena -¿tal vez también la propia?- gusta de reírse de ellas, como cuando los Siniestro Total popularizaron aquella camiseta que rezaba “Ante todo: cállese, señora”. O Serrat esa otra de la mamá que no le dejaba disfrutar poéticamente y no tan poéticamente de su hija favorita de clase alta. Desde luego, no hay derecho, y menos en España y otros países moros, que los moros están muy bien para construir la Alhambra, un primor, pero luego la adecenta la de siempre…

Decididamente, no hay nada más real ni más humano que una señora. Cualquier humanismo o humanitarismo que no se proponga entre sus principios básicos la emancipación de las señoras es de la cabeza a los pies falso y mero humo de paja. La Revolución Francesa incorporó a las mujeres: bien es verdad que después las dejó más o menos como estaban. 

Las parientas se levantan temprano, acarrean bolsas, cocinan, limpian, fijan y dan esplendor en todas las partes del mundo, conociendo por todo alivio la tele-cosa, el bingo, algún bar, la peluquería, echar un parrafito con el carnicero o la amiga, disertar sobre achaques y enfermedades y casi para de contar. Ahora, además, salen a trabajar, unas cuantas, y eso con suerte, ya que en las noticias no se ven más que otras señoras de por allí enfundadas en burkas como billetes malsanos de la Pantoja. ¿Para qué luchan los héroes, eternamente masculinos y sospechosamente más nítidos cuanto más lejanos del entorno directo de una? Si son héroes verdaderos, honestos, lucharán para seguir haciendo posible la lucha diaria de las señoras, la económica y la otra, pues son ellas las que los han parido y les dan de comer, de cobijar y de abrigar. 

Se cuenta que Hércules pasó la etapa más feliz de su vida escondido entre mujeres y vestido de mujer, aprendiendo a tejer y otras labores “impropias” de su sexo, sin hacer, por una vez, daño a nadie. Sin embargo, se lleva últimamente cachondearse de las pilares aprovechando las redes sociales,como si no tuvieran ya bastante, sin lograr por ello un solo atisbo de lo que no sabemos, esos goces y pesares secretos de esas mujeres mayores de las que tal vez algún día digamos que ya no son, que fueron, pero que fueron, ciertamente, las sólidas y fatigables conquistadoras y valedoras del Reino de este Mundo.

(-¡Ay, hijo, qué sagerao todo!)"







lunes, 2 de diciembre de 2013

LA ÚLTIMA MURALLA



Han venido a por todo... a por nuestra cultura, a por nuestra salud, a por nuestras pensiones, a por nuestro futuro... pero eso les parecerá poco... nos quieren a nosotros.

Su objetivo principal no es robar y destruir, bien saben que al poco de marcharse, volveríamos a construir lo destruido y a reponer lo robado... bien que lo hemos demostrado. Esa es la razón de hayan inventado esta nueva forma de destrozarnos, esta guerra sin bandos ni banderas, esta nueva forma de convertir el mundo en un lugar un poco más terrible y mucho menos habitable.

Lo que quieren en realidad es acabar con lo mejor de nosotros, derribar de una vez por todas ese último muro que nos separa de su humanidad soñada... porque si esa pared no cede, si la conquista no es total, todos sus planes podrían venirse al traste... si no cae la última muralla.

Hasta ahora van ganando... los arquitectos de esto que llaman crisis ya han conseguido mucho de lo que pretendían, han conseguido destruir los restos de la maltrecha democracia, han convertido en papel quemado el papel mojado de la Constitución, han cercenado los derechos de los trabajadores hasta convertirlos en modernos esclavos, han enriquecido aún más a unas oligarquías políticas y financieras cuya riqueza ya rallaba en lo obsceno, han vaciado las arcas públicas sobre un sistema financiero que año tras año ha declarado cifras récord de beneficios... han transformado (con nuestra ayuda) un país que apenas daba tumbos, en un cenagal.

Pero recordemos...

Nunca estuvo presente ninguno de "ellos" mientras construimos este infierno... aunque siguiendo sus directrices, esto lo hemos hecho nosotros mismos... nadie vio un solo propietario de ningún Banco mientras una familia era sacada a rastras de su casa... ningún ministro del interior estuvo presente durante las brutales agresiones a simples y pacíficos manifestantes... Nos hemos estafado entre nosotros, nos hemos apaleado entre nosotros, nos hemos mentido, nos hemos delatado, nos hemos desahuciado, nos hemos despedido... y no ha sido para nada, ni siquiera para quitarnos lo que es nuestro... ha sido para hacernos a su imagen y semejanza.

Los bancos de alimentos han vuelto a llenar sus almacenes de comida para los que ya nada tienen... y a diferencia de otras veces, los han llenado personas... de una en una... kilo a kilo... y mano a mano.

Hoy he visto a una mujer quitarse el abrigo para echarlo sobre los hombros de alguien que tiritaba tumbado en la acera... y no había nadie más que yo, nadie más que lo viera... no era una actuación... creo que tampoco era por mala conciencia.

Hace unas semanas descubrí a dos policías abriendo el portón trasero de su coche para sacar una gran cesta llena de bocadillos que repartieron entre los que les esperaban en una plaza... no era la primera vez que pasaba.

Me han contado que en cierta sucursal bancaria, los propios empleados se han encargado de poner en contacto a varios desahuciados con las plataformas sociales que pueden ayudarles en su desgracia... que incluso les han aconsejado acerca de los pasos a dar para posponer las ejecuciones.

El ser humano también es así, no es un monstruo perfecto... por mucho que insista en serlo... por mucho que "ellos" se empeñen. Es la ignorancia la que nos hace viles... es la escasez la que nos hace egoístas... es el miedo lo que nos hace brutales.

Por eso han venido, para sembrar esa cizaña que sólo crece en la sequía... Nos quieren rastreros, despreciables, asustados... siempre asustados. Desde muy niños nos enseñan que los grandes hombres fueron despiadados, implacables... que gracias a eso progresaron sus naciones... que solo sobrevive el más canalla. En "sus" libros de historia aparecen solo las matanzas, las conquistas, las eternas batallas... los héroes son más héroes cuantos más semejantes mataron. Ningún libro nos habla del que desertó por negarse a matar, nadie le califica de valiente... sino de cobarde.

Incluso allí... en lo más profundo, podremos rescatarnos a nosotros mismos, volver a ser como nunca debimos dejar de ser... bastará con unos minutos cada día, un pequeño sorbo será suficiente para convertirnos en seres invencibles, inatacables ante la envidia, ante la codicia, ante el miedo, ante la cobardía, y ante el resto de miserias que intentarán adherirse a los surcos que esta guerra va dejando en almas, pieles, y corazones.

Esto acabará... haremos que acabe... cuando comprendamos que nadie lo hará por nosotros... pero mientras tanto, desde lo alto de la última muralla, aún hambrientos y llenos de miedo, engordaremos respirando este aire sucio y negro... reiremos de frío... lloraremos de alegría... burlando sus miserias, afilando la ironía... para no dar tiempo al tiempo... para seguir recogiendo... para ser tal como fuimos... lo que les mata cada día.







lunes, 25 de noviembre de 2013

SE BUSCAN TERRORISTAS



Mediante la presente, se solicita la colaboración de los ciudadanos para que aporten cualquier información relativa al grupo terrorista responsable del reciente atentado en Galicia.

Hasta el momento se desconocen tanto los nombres de los criminales como su paradero, pero según fuentes consultadas, las investigaciones avanzan por buen camino y el cerco se estrecha en torno a los responsables. 

Por otra parte, los encargados de la investigación afirman que en breve se tomará declaración a los testigos principales... en cuanto el señor cura pueda cerrar la boca para poder decir palabra y el hombre de madera vuelva en sí.

El propio presidente del gobierno, Don Mariano, ha declarado en su pantalla de plasma que la justicia será implacable, que no está dispuesto a tolerar tamaños desmanes, y que se encargará personalmente de cobrar a los sanguinarios vándalos una multa especial que a falta de estudio, oscilará entre los ocho y nueve trillones de euros.

Como no podía ser de otra forma el ejecutivo ha decretado dos siglos de luto en todo el estado, periodo durante el que los señores diputados lucirán bragueta a media asta y un brazalete negro sobre los ojos.

Galicia entera ha quedado consternada ante la virulencia del ataque a las instituciones y la misma democracia. Por tanto, y desde este humilde medio, no puedo sino dejar patente mi pesar y mi solidaridad con el hombre del espacio y su amigo de madera, así como con el señor párroco... que los culpables no queden sin castigo y sea borrada de una vez esa imagen falsa de una España sin ley ni justicia... que todavía queda mucho de nuestra pasada grandeza... y si no... que venga Dior y lo vea.






Última hora... se rumorea que el grupo terrorista es conocido en la comarca por el nombre de Fanfarria Taquikardia... y que las armas empleadas son "A las barricadas" y "El coche fantástico". Fin de la cita...



sábado, 23 de noviembre de 2013

NUEVAS DEGENERACIONES


Que no... que no miento... que es que se me acaban las palabras... que esto no es sólo ridículo... que es otra mamarrachada más cortada a la medida del cliente... ese cliente que sonríe al enterarse de que Belén Esteban vende una edición de su libro al día... ese ilusionado militante que ya avista los dichosos brotes verdes... ese que ante el mínimo reproche, justifica las chorizadas de los propios con eso de "y ellos más"... ese que recuerda orgulloso el camino recorrido durante la transición... ese respetuoso cliente que defiende a las instituciones como si de su precario contrato de trabajo se tratara... ese responsable ciudadano que aún hoy se siente protegido por su democracia.

Es un reclamo... así de simple, un reclamo para el ganado... una llamada para que las reses asustadas se reagrupen y formen prieto rebaño... y se crucen entre ellas... porque los degenerados de siempre van cumpliendo años y de tanto destrozar vidas comienzan a sentirse agotados.

Es la hora de la reproducción, de la transformación masiva de idiotas en sociópatas... y así renovar la calaña... otra vez.








NOTA: Otro día el vídeo del PSOE, que hasta mi estómago tiene un límite...



martes, 19 de noviembre de 2013

YO EMIGRANTE



Hace ya unos días me enviaron esta carta, carta que según me dicen está siendo perseguida y censurada por nuestros amos, carta que cuenta lo que un emigrante español lleva en las entrañas, carta que nos trae noticias de como somos. Nada bueno, os prevengo, nada que nos haga sentir mejor... sino más bien todo lo contrario. De modo que si aún ahora, tu ánimo no ha sido triturado con ese rodillo diario de las malas noticias, tal vez puedas con otro mal trago... estás invitado a una ronda de miseria... que paga la casa.



Soy emigrante y siento puta vergüenza.


"Soy español, tengo 37 años. Soy emigrante en Uruguay y lo tengo que decir: me avergüenzo de mi país y de su gobierno.


Hace siete meses que vivo en Montevideo. A diferencia de otras ocasiones en las que he salido fuera, no lo he hecho con una beca, un contrato de prácticas o un trabajo con la cooperación. Esta vez he emigrado con mi compañera, hartos de la falta de perspectivas, de la depresión colectiva, del constante desgaste que supone intentar moverse en una ciudad pequeña. Nos hemos ido siendo conscientes de que somos también privilegiados: una indemnización por despido y una serie de préstamos de familiares y amigos nos han permitido salir del país con mayor probabilidad de encontrar trabajo que mucha otra gente en nuestra situación. Somos, en resumen, dos más dentro de la marea de 700.000 personas que han abandonado España desde el año 2008.

En estos siete meses, Uruguay nos ha acogido amablemente. Las elaboradas historias que habíamos ensayado para justificar en el aeropuerto por qué llevábamos un billete con vuelta para un año después y tantas maletas no hicieron falta en absoluto. La gente que pregunta por qué estamos aquí nos desea mucha suerte y no son pocos los que dan consejos útiles o pasan ofertas de trabajo. No hemos visto una sola mala cara, un comentario de temor hacia el recién llegado. Es más: a las tres semanas de aterrizar ya teníamos una cédula de identidad provisoria que nos habilitaba a hacer todos los trámites de instalación. En cuatro meses mi pareja había encontrado trabajo como periodista. Ayer me llamaron del ministerio de Cultura local: había ganado uno de los concursos a los que me había presentado para un puesto de técnico cultural. Estamos hablando de un empleo público. Yo, un inmigrante recién llegado, he podido optar en igualdad de condiciones en una convocatoria de empleo. Algo impensable en España para un uruguayo que emigre a nuestro país. Primero, porque no hay empleo público que valga. Segundo, porque las dificultades que les ponemos para conseguir papeles son inimaginables para nosotros. Y es algo que me da vergüenza, propia y ajena.

Me da vergüenza ajena porque esta mañana he leído que nuestro gobierno, el gobierno de España, el gobierno de mi país, que está mandando gente fuera a paladas, ha reinstalado vallas con cuchillas en la frontera de Melilla con Marruecos. Para evitar “los asaltos”, informa el que fue el diario independiente de la mañana. Los asaltos. Se refiere a la gente desesperada por encontrar una vida mejor. Gente como nosotros, con una salvedad: ellos son (más) pobres. Y como son pobres, merecen que les pongamos sistemas medievales de contención que no aplicamos ni a los animales en el campo. Las fotos son para vomitar. Restos de ropa ensangrentada. Hojas afiladas como cuchillos de carnicero. Un país de emigrantes, que es lo que somos, practicando la mutilación como política migratoria.




Una imagen vale más que mil palabras: una puta vergüenza.
Una imagen vale más que mil palabras: una puta vergüenza.


Me da vergüenza propia al recordar una mañana de junio de 2010 en la estación de metro de Legazpi, en Madrid. Unos policías pedían la documentación a determinados viajeros. A los que de raza negra o con rasgos latinos. Solamente a estos. Me quedé 20 minutos haciendo estúpidamente como que leía el periódico. En ese tiempo identificaron a seis o siete personas. Solo por su aspecto. No me atreví ni a preguntar ni a intervenir. Supe que aquello estaba mal. Que los dos chicos que se llevaron detenidos no habían hecho nada malo más allá de ser de fuera. De tener un aspecto distinto. Luego leí más y descubrí que es una práctica habitual: en España, si tienes la piel oscura, verás a la policía mucho más frecuentemente. Y me da una puta vergüenza que no consigo describir.



¡No te preocupes! ¡Solo te paramos si eres extranjero! ¡Esto es una democracia!
¡No te preocupes! ¡Solo te paramos si eres extranjero! ¡Esto es una democracia! Fuente


Salgo de mi casa y el señor de la abarrotería de la esquina, que siempre me llama gallego de forma afectuosa, me saluda con una sonrisa. Y me vuelvo a avergonzar. Recuerdo los panfletos que un grupo de imbéciles, porque no merecen otro nombre, habían dejado en las aulas de la facultad donde, como buen parado treintañero, hacía el doctorado. Daban una “respuesta estudiantil” a la crisis basada en culpabilizar al emigrante, en criminalizar al diferente. Dos de ellos repartían folletos en la entrada y les pregunté que por qué lo hacían. Me miraron como si fuera un extraterrestre: “porque los panchitos nos quitan el trabajo”. En Valladolid. Que tiene 54.000 parados. Que ha mandado a 20.000 personas al exilio (en ese momento todavía no imaginaba que yo sería uno de ellos). Asco y vergüenza, es lo que me provocaron esos dos niñatos con sus banderas de España y todos los que son como ellos, intentando sacar partido de la crisis.




Efecto de las cuchillas en Melilla. ¿El crimen de este hombre? Pues el mismo que el mío: aspirar a una vida mejor.


Efecto de las cuchillas en Melilla. ¿El crimen de este hombre? Pues el mismo que el mío: aspirar a una vida mejor. (foto @Sergiocarofoto


Hoy mis compañeros me han felicitado efusivamente por mi nuevo trabajo. Para sacar algo de dinero he hecho de figurante en una ópera. Cosas de la emigración. Mientras me palmeaban la espalda, de nuevo he sentido vergüenza al recordar una reunión de coordinación en la embajada de España en Guatemala. Desde la oficina de cooperación habíamos mandado, con una beca, a una brillante estudiante de posgrado guatemalteca para participar en un curso de verano en la Complutense. Con todos los certificados y papeles necesarios para que no hubiera problemas, pero, como era habitual, los hubo: al bajar del avión, un policía nacional se fijó en su huipil, el traje típico de los indígenas mayas. La llevaron a la comisaría de Barajas y la tuvieron 72 horas antes de deportarla de vuelta al país. Sus compañeros de viaje, más blancos, en cambio no tuvieron ningún problema. El embajador, una buena persona y un buen profesional -algo no muy abundante en nuestro ciclotímico servicio exterior- no daba crédito. Llamó al comisario jefe de Barajas, que le dio largas. Le exigió explicaciones al teniente de la Guardia Civil de servicio en la embajada, que prometió enterarse “de que había pasado”. Al salir de la sala de reuniones se formó un corrillo y el hombre, encogiéndose de hombros, comentó como si fuera muy evidente “claro, es que…si vas vestido de indio, lo normal es que te paren”. Así como suena. Un funcionario público. Un tipo con 20 años de servicio. ¿Cómo no va a tener prejuicios racistas el policía de 25 años que se acaba de sacar la oposición? Una puta vergüenza, es lo que me pareció en ese momento, y lo archivé en la categoría de anécdotas de embajada. Ahora, consciente de que es un patrón recurrente, la vergüenza me la aplico a mí mismo por no haber interrumpido y haberle, por lo menos, mandado a la mierda.

Repito: me avergüenzo porque somos un país de emigrantes. Emigramos en masa a América Latina a finales del XIX y principios del XX. Nos exiliamos por decenas de miles después de la guerra civil, de nuevo en este continente, y aprovechamos para mandar fuera a la flor y nata académica e intelectual del país. En los años cincuenta, otra vez, emigramos por millones a Alemania, Suiza, Bélgica, Holanda o Francia. Y ahora volvemos a hacerlo, en una curiosa mezcla de mareas migratorias: licenciados con idiomas, como en el 39, buscando cualquier trabajo, como en el 52. Y mientras tanto nuestros gobiernos siguen comportándose como nuevos ricos con los que vienen a España: exigiendo trámites interminables, demorando absurdamente los papeles, prejuzgando por el tono de piel, convirtiéndolos en objeto de discriminación y rechazo, jugando al señorito andaluz que arruga la nariz ante la pobreza porque en el fondo le recuerda que no hay demasiada diferencia entre España y los países a los que nos vamos (o mejor, a los que nos echan), y que nos acogen con generosidad, en busca de un futuro que ellos nos niegan.

Cuchillas en las fronteras, redadas racistas, leyes discriminatorias. No reconozco a mi país ni a su gente en estas medidas: va siendo hora de pensar en reventar, también, la burbuja de ignorancia represiva que nos están aplicando. Por ellos y por nosotros, por los que nos vamos y los que os quedáis. Pero mientras tanto, de verdad, qué vergüenza"

Nada como una visión de nosotros desde el otro lado de nuestras miserias... de nuestras alambradas... nada tan real y tan doloroso como mirar hacia adentro... cuando sólo se tiene miedo.



lunes, 18 de noviembre de 2013

LA IGLESIA NEGRA


Hay muchas iglesias... las hay de todos los colores... pero no están en ésta. (Y conste que lo dice uno que últimamente no se lleva muy bien con su hombre del espacio)

Hay iglesias sin sotanas que reparten comida caliente cada noche entre los que nada tienen... no miento, lo juro... que los he visto por mi calle... a eso de la media noche... con sus carritos, sus termos y sus tarteras... parándose un rato para charlar con los invisibles que se aprietan en cada soportal.




Hay iglesias que van llamando de puerta en puerta y recogen ropa para dar abrigo a los descamisados... aunque de paso les arropen con algún que otro sermón.

Hay iglesias siempre abiertas para que los vecinos se reúnan y resuelvan sus problemas... para dar techo a quien no lo tiene... aunque sea por una noche.

Pero nadie habla de ellas... los unos porque les dejarían en evidencia ante sus fieles... los otros porque en su mundo de etiquetas todo ha de quedar bien simplificado y sin matices. Nadie parece caer en la cuenta de que no hay mejor arma contra la mala fe que destapar su cara opuesta, la que obra como predica, la que no tiene dobleces, ni boato, ni cálices de oro y plata, ni cayado ni rebaño... porque no los necesita.




Hay iglesias despiadadas... las mismas que bendecían (y bendicen) fusilamientos y matanzas... las mismas que se inclinaban ante el terrateniente y reconfortaban a los desarrapados diciéndoles que su desgracia no era más que amor de su patrón... las mismas que ordenaban la fila de harapientos para que el señorito les regalara medio duro de amargo aguinaldo... las mismas que nunca entendieron el rencor de sus fieles, cuanto menos su venganza.




Hay iglesias olvidadas... más que olvidadas, enterradas. Iglesias encarceladas en prisiones como la de Zamora, donde tras la guerra y muchos años después, miles de curas pagaron con la vida el haber cambiado la sotana por un mono de trabajo, el no dar nombres de otros curas rojos, el no arrodillarse más que ante su Dios.

Hay iglesias ciegas... de las que no quieren ver... de las que levantan templos de oro mientras millones de familias carecen de todo... mientras cientos de miles de niños apenas tienen qué comer.




Hay iglesias que claman contra el aborto... a sabiendas de que las mujeres seguirán abortando... unas cayendo en manos de algún carnicero y arriesgando la vida en oscuras clínicas clandestinas... otras reservando habitación en el mejor y más exclusivo hospital privado que la chequera de papá pueda permitirse. Eso sí... clamarán por el derecho a la vida sin acordarse de los vivos... sin acordarse de clamar también por políticas que prevengan el embarazo no deseado, sin exigir ayudas dignas a las madres sin recursos, ni apoyo económico a las familias numerosas... solo argumentando que un huevo es una gallina y cubriendo de besos el crucifijo.

Lo dicho... las hay de todos los colores... pero hoy en Madrid, sólo se deja ver ésta... la de olor a rancio y vieja sacristía... la que envía 3000 rosarios a Filipinas para que los niños coman y beban de ellos... la de "¿Para qué matar niños si podemos robarlos?"... la de "No te toques eso que te quedas ciego"... la de "Aguanta mujer, que lo hace porque te quiere"... la del pecado original y los encubridores de pederastas... la reseca costra que tanto cuesta levantar y que tanto daño nos ha hecho... la iglesia que si lo hubiera, el demonio habría elegido para sí... la iglesia sin alma... la iglesia negra.



Por el sagrado derecho de desangrarse sobre la mesa de la cocina...








miércoles, 13 de noviembre de 2013

LA LECCIÓN DE JORGE



En la Puerta del Sol de Madrid... hace cinco minutos...

Esto es lo que queda de la protesta que murió aplastada por el gran árbol de la navidad... un cartel en la verja, unos pocos cartones en el suelo, y basura... basura por todas partes. Tanta basura ha quedado, que apenas se ve... pero se huele.

Pese a lo mucho que la protesta ha interesado a  los medios de comunicación de varios países, la prensa española ha preferido callar. De Jorge Arzuaga, el ingeniero de 25 años que durante un mes ha protestado con su huelga de hambre contra la injusticia y el absurdo que nos desgobierna, saben mucho más en el extranjero que aquí en España.

Esos que contra toda lógica, insisten en seguir llamándose periodistas, se han encargado de que el sacrificio de Jorge apenas haya tenido repercusión en los medios. Esos, los que por propia voluntad, o convencidos de que prostituyendo su profesión conservarán estatus y medio sueldo... esos digo, han resultado fundamentales para que el ejército de los psicópatas se haya salido con la suya... otra vez.

Por eso, y aprovechando que se acerca el tiempo de los deseos y los nuevos propósitos, pido a quien corresponda, a Dios o al Diablo, que descargue sobre los que venden su dignidad profesional por un triste plato de lentejas todo el dolor, toda la desesperación, toda la enfermedad, y toda el hambre que sus miserables cuerpos resistan... que no mueran, eso no... pero que padezcan lo que procuran, porque sin su inestimable colaboración, este infierno en la tierra no sería posible.

Para Jorge, y para esas cinco personas que le acompañaron en su huelga de hambre poniendo en peligro su salud, para ellos mi más sincero reconocimiento, porque no solo han soportado hambre, lluvia y frío, sino que han tenido la valentía que a los demás nos falta... porque muy valiente y muy de bronce hay que ser para soportar las penalidades que han pasado mientras escuchaban ladrar a los perros... esos perros bien domados que han tachado su decisión de inútil, de absurda, de ridícula, o simplemente de romántica.

“Nos están recortando derechos todos los días y no parece importarnos… Nos mueve siempre el miedo, nos aferramos al trabajo y casi tenemos que dar gracias por tener un trabajo... ¿Dónde están los seis millones de parados?... Nada ni nadie podría con ellos...“

Ha repetido Jorge una y otra vez a quien le quisiera escuchar... pero hay un detalle muy importante que tal vez por su juventud y su buena voluntad olvida.

Verás Jorge, en términos generales, este no es el país que nos contaron, esta no es la cuna de los valientes y honestos hijos de Don Pelayo y Viriato... esto es un experimento genético dirigido por una inteligencia desconocida y algo sádica. Los españoles, en contra de lo que dice la propaganda patriotera, somos una raza de cobardes... pero no de unos cobardes de medio pelo, sino más bien la concienzuda y milenaria selección que la historia ha realizado entre nuestros ya miserables antepasados.

Somos el país que más veces ha separado el grano de la paja, somos los españoles los que más guerras civiles hemos sufrido, somos expertos en expulsar y exterminar al valiente y honesto... y hacer prevalecer al apocado, al ruin, al embustero, al servil, y al despreciable.

Expulsamos al judío y al árabe que no renegó de su naturaleza... y nos quedamos con los sumisos.

Partieron a las Américas los más valientes, los intrépidos, los osados, los criollos que no volvieron, los que hicieron revoluciones y soñaron con ser libres... y quedaron aquí los pesebreros, los apocados, los cortesanos, los reyes y las deformaciones que llamaban hijos.

En nuestras innumerables guerras murieron los comprometidos (confundidos o no), los honestos, los que entregaron la vida por sus principios (legítimos o no), los que antepusieron su mundo soñado a sus intereses y los de sus familias... y sobrevivieron los traidores, los canallas, los especuladores, los sin entrañas, y los parásitos...

Y gracias a esa constante selección natural (salvo raras excepciones) nacemos como somos... y de entre nosotros triunfan los peores... y de entre los peores de entre nosotros... nacen los que nos gobiernan.

Una de las personas que se han unido a la huelga de hambre de Jorge se llama Gisela... una madre de dos hijos que lleva un año y medio en el paro. Dice que su situación todavía no es desesperada, que sabe de otros que están aún peor y quiere ayudarles... que prefiere estar en la Puerta del Sol a quedarse en casa sin poder hacer nada.

La naturaleza también falla.





sábado, 9 de noviembre de 2013

EL MILAGRO DEL DÍA


Entre tanto ruido alguien habla... despacio, con calma y firmeza... habla de ti y de mí... de ciertos problemas y posibles soluciones... de nosotros cuando nos preguntamos qué nos está pasando y qué podemos hacer para que no nos pase... habla de dónde buscar nuestra fuerza  y nuestra flaqueza... de las miserias que arrastramos y casi nadie reconoce... y cuanto más habla, mejor se le entiende.

Ese es el milagro.






lunes, 4 de noviembre de 2013

DE MINERO A MINISTRO



He encontrado una carta... es para ese ministro, el de industria energía y turismo... ¿cómo demonio se llama?... si hombre, ese que se parece a Aznar, pero en estirado... ese que lleva más de treinta años dándolo todo por mundo de la política, el que perjuraba diciendo que el meridiano de Greenwich pasaba por Canarias... que sí hombre... 

Ese que en 2006 y 2007 fue relacionado con varios casos de corrupción urbanística en los municipios grancanarios de Mogán y Santa Brígida... aquél que en 2008, y por los mismos motivos, volvió a vérselas con la justicia a propósito del "Caso Eolo"...

Calla, calla... que lo tengo en la punta de la lengua...
Que sí hombre... ese que en septiembre de 2008, siendo alcalde de las Palmas, resultó condenado por imputar con mala fe los delitos de calumnias e injurias a un ingeniero y empleado del Cabildo que le denunció por haber tratado, supuestamente, de favorecer a la empresa privada que habría pagado el alquiler de su vivienda familiar durante 21 meses hasta que fue acabada su nueva residencia de Tafira, (lo que luego se denominaría en los medios como "Caso del Chalet")

Ese... el que en abril de 2009, fue denunciado por el periodista Carlos Sosa Báez (Canarias Ahora) por cohecho, trafico de influencias, prevaricación, falta de celo en la custodia de documentos públicos, falsedad documental, falso testimonio y receptación... en complicidad con su hermano Luis (ya ex Consejero de Industria del Gobierno canario), su esposa María del Carmen Benítez, y el ex presidente de la Autoridad Portuaria José Manuel Arnáiz.

Ese... ese mismo... el del "Caso Salmón"... al que el Fiscal anticorrupción de Las Palmas encausó por un supuesto delito de cohecho al favorecer al empresario noruego Bjorn Lyng, propietario de la empresa Anfi del Mar... el que fue invitado junto con su familia, a un estupendo viaje a Suecia, Austria y Noruega para pescar salmón durante el verano de 2005... ese que se libró de tamaño embrollo porque el juicio no comenzó hasta 2009 y en España ese tipo de delitos prescriben a los tres años...

¡Ya lo tengo! ¡Pues claro hombre! ¡Juan Manuel Soria! Ese es su condenado nombre...

Bueno, pues eso... que he encontrado una carta para el ministro Soria, ese que afirmaba hace bien poco que los mineros eran unos "trabajadores privilegiados". Es la carta de un nadie... uno de esos tiznados malencarados que con muy malos modos echaron a su excelencia del hospital durante su visita a los heridos... los supervivientes del "accidente" que hace unos días les costó las vidas a seis privilegiados mineros.





















    

"Al Ministro Soria:

Lo que llevan estos mineros colgado al cuello y enchufado a la boca se llaman autorescatadores. Antes de que los tengan en la posición que ve usted, tuvieron que sacárselos del cinturón, desprecintar la carcasa metálica en la que están metidos, colgárselos al cuello, ponerse el aparato en la boca, la pinza en la nariz y aguantar la primera patada en el pecho que pega la primera bocanada de aire caliente que produce el aparato, debido a una reacción química de los componentes que lleva en su interior. 

Si les da tiempo a hacer todo esto, nerviosos, pensando que tienen la muerte cogiéndoles la mano para llevárselos, y sin respirar la atmósfera tóxica del grisú, de momento, están salvados. Ahora tienen que alejarse de allí, o intentar salvar a a algún compañero en dificultades. Porque por si usted no lo sabe, en la mina hay trabajadores, pero sobre todo hay compañeros. 

Estos autorescatadores tienen una autonomía máxima de 35/40 minutos dependiendo del esfuerzo que se realice, y si el minero "solo" tiene que alejarse de allí,  andar por una rampa o galería de una mina, no es lo mismo que estar con los cojones sentados en una confortable silla de un ministerio o un asiento del Congreso. En estos, no tienes que subir o bajar agarrado de mamposta en mamposta, dando por supuesto que están seguras, pasar por sitios que posiblemente no te quepa más que tu cuerpo, con la suerte que no te enganches en algo... en el caso de las rampas y en el caso de las galerías  no están lisas, pulidas y brillantes como su despacho. En las galerias hay piedras, barro, charcos, baches... 

Como usted podrá suponer, porque es muy listo, no son lo mismo 35/40 minutos, tocándose los cojones que andar por una mina. No le digo, porque sigue siendo usted muy listo, si el minero tiene que auxiliar a un compañero en dificultades. A mayor esfuerzo, mayor respiración y menor duración de la autonomía del autorescatador, por tanto menos tiempo para ponerse a salvo. 

Le explico todo esto, aunque no lo leerá nunca, o quizá si, porque alguien se lo haga llegar, porque usted calificó a los mineros de privilegiados. ¡Pues manda cojones con la concepcion que tiene usted de un privilegiado!¿Entonces usted que es? Se lo digo yo. Usted es un hijo de la gran p... que ademas de no tener ni puta idea de lo que es el trabajo en la mina, no conoce la idiosincrasia de los mineros. Usted es un hijo de la gran p... que quiere acabar con el sustento y el futuro de un montón de familias que lo único que quieren es trabajar. Usted es un hijo de la gran p.. que el único accidente que puede tener en su trabajo es que le caiga un boli o un aipad en un pie. Usted es un hijo de la gran p... que no tuvo cojones a darles cara a los compañeros que estaban en la plazoleta del pozo, en el reciente accidente de León.

¿El dar la cara no le entra en el sueldo? Por último, no se lo tome usted a mal y vaya a decir que en algunos momentos le insulto. Nada mas lejos de mi intención el recurrir al insulto. Donde usted pueda suponer un insulto yo simplemente pongo una definición y por supuesto todos mis respetos para su querida madre, que no tiene la culpa de tener un desgraciado por hijo"


PDTA:

Dicho queda... solamente resta hacerle llegar mi agradecimiento Señor Ministro (ya se me ha vuelto a olvidar su nombre)... darle ánimo para que insista y no ceje en su labor, porque de cosas como esta y de hombres como usted terminará por venir lo que ya es casi inevitable, lo que ha de librarnos por fin, de tantos siglos de podredumbre, de los míseros y su miseria, de los inmundos y su inmundicia... 

Que el futuro le sitúe en tanto y tan alto como bien se tiene merecido... (y que estas navidades no le caiga ninguna corbata)















viernes, 1 de noviembre de 2013

350 COLGADOS DE UN PUENTE



Para ti, ciudadano responsable... para ti que ni sabes ni quieres saber... para ti que te conformas mal viviendo con lo poco que te damos y renuncias a lo que por derecho es tuyo... que ya es nuestro.

Para ti nuestro más sentido reconocimiento, porque sobre tus hombros se sostiene esta democracia que un día os regalamos... o mejor dicho, esta versión bipartidista de una amable dictadura que en vuestro pobre paladar sabe a democracia... y que gracias a ti, gracias a los que son como tú, nunca tendrá final.
Lo sabemos... tal vez sea mucho pedir, pero te rogamos que a pesar de todo, continúes siendo como eres. Justifica nuestros desmanes, recurre si es necesario al "los míos sí, pero ellos más", protégenos de los descreídos, repíteles cuantas veces sea necesario que este es el mejor de los sistemas posibles, que esto aún no es una dictadura porque podemos hablar de ella... diles que no interfieran en el orden natural de las cosas, que no pongan en peligro los indudables logros... que con nuestros defectos y virtudes, somos lo único que os separa de esos pavorosos infiernos que se asoman cada día al telediario.

Sé fuerte y mantén la calma... cuando te reúnas con tus amigos nunca reconozcas esos sacrificios que ya no son pequeños, esas derrotas que solo reconoces con la luz apagada y la cabeza en la almohada. No cuentes que ya no cenas para poder comprar ropa a tus hijos, esconde eso también... o mejor, escóndelo todo, que nadie sepa que aunque todavía conservas el trabajo, ya no llegas ni a mediados de mes. Disimula cuanto puedas, que nadie note que tu cartera ya no te permite pagar esas cañas de siempre, presume de que has dejado de fumar al fin, de que por fin has encontrado esos viejos zapatos en el fondo del armario... aquellos tan cómodos.

Sé feliz dentro de lo posible, no escuches a los que solo traen malas noticias y ahórrate el disgusto de reconocer que te estamos robando, que estamos destrozando tu vida y las vidas de esos millones a quienes ni siquiera conoces... ¿de qué te serviría? Tú y nosotros sabemos que no harás nada por impedirlo... que los otros tampoco lo harán... sabes que es inevitable... es algo que siempre ha pasado... y nunca va a cambiar.

La pasada semana firmamos la demolición del futuro de tus hijos... ayer destrozamos tu sanidad... esta misma tarde te arrebatamos tu pensión... y aunque no lo creas, todo por tu bien, por el bien común... el tiempo nos dará la razón.

Así que ya lo sabes... espéranos bien arrebujado entre tu miedo y tu disimulada miseria... guardanos la finca... que hoy empieza el puente y hay que aprovecharlo... pero el lunes, sin falta,  volvemos a lo nuestro... que es tu ruina.






lunes, 28 de octubre de 2013

ENTRE BOBOS ANDA EL JUEGO


Entre bobos anda el juego, es una obra de teatro compuesta en dos actos, en prosa (aunque a veces sea un poema), de autor desconocido, escrita por el sabio y valiente pueblo español... escrita con sangre.

El argumento gira en torno a dos perversos psicópatas con severas dificultades cognitivas que inexplicablemente consiguen alcanzar la presidencia de gobierno de un país imaginario llamado España. Esta obra, como su homónima escrita en 1638 por Francisco de Rojas Zorrilla, queda enclavada en lo más alto de la comedia clásica, más concretamente, en lo que se conoce como comedia de figurón.

Don José Luis encarna a un ser vil, histriónico y estrafalario, que haciéndose pasar por un idiota inofensivo, se desvela como el gran responsable de la entrada de los lobos en el corral. Con su estúpida sonrisa y sus maneras de incapaz, conseguirá salir airoso de todo mal mientras deja tras de sí un país a merced de las fieras.

Don Mariano, de naturaleza avariciosa y necia, representa con su papel a los millones de votantes que, creyendo que las ranas maman, dan con su voto la señal de salida a una jauría hambrienta y despiadada que acabará convirtiendo a la ya atrasada España, en un páramo sin rastro de vida.












miércoles, 23 de octubre de 2013

CAMINANDO ENTRE MONSTRUOS






Este que escribe hoy no habla de oídas... pero ojalá lo hiciera.

Este que escribe ha pasado su vida en una ciudad que durante largos años fue literalmente bombardeada por cierta manada de rabiosos criminales sin entrañas, monstruos preñados de basura nacionalista que decían combatir a los opresores de su patria (como si las alimañas tuvieran pueblo y no guarida), alimañas salvajes que no encontrando mejor excusa para matar a manos llenas, decidieron asesinar indiscriminadamente a sus "objetivos" junto todo aquél que estuviera cerca... y a eso lo llamaron "lucha por la libertad el pueblo vasco".

Este que escribe no es precisamente un hombre de mundo, apenas ha salido de su barrio... no ha estado en ningún frente de guerra, ni en ningún campo de concentración, ni Líbano, ni en Beirut, ni en Angola, ni en ninguno de esos ensangrentados lugares de los que siempre han hablado los telediarios.

Pero a pesar de ello, este que escribe ha visto correr ríos de muerte, ha visto cuerpos despedazados en la Calle del Correo, en la Plaza de Ramales, en la Calle Preciados... ha visto el cadáver de un hombre inocente colgando de un balcón, ha visto el cuerpo decapitado de un albañil aplastado contra una pared frente a cierta cafetería de la Puerta del Sol.

Este que escribe hizo la mili en cierto cuartel de la Plaza de Cibeles y ha estado frente al cuerpo acribillado de un chiquillo cuya única culpa era conducir el coche de un general... ha visto el terror en las caras de sus compañeros cuando al día siguiente se subían a un coche del que no sabían si bajarían con vida, les ha oído contar que en muchas ocasiones se orinaban encima en pleno servicio con solo pasar por un cambio de rasante... este que escribe ha visto a padres suplicando que les dejaran substituir a sus hijos en aquellos servicios de conductor.

Este que escribe ha tenido incluso la oportunidad de visitar lo que fue la Dirección General de Seguridad y descubrir lo que es recibir una estupenda paliza tras sus viejas paredes.

Este que escribe escucha ahora las palabras de Teófila Martinez, sociópata y alcaldesa de Cádiz, y vuelve a sentir ese sabor a sangre en la boca, el mismo que antaño al ver los cadáveres despedazados, al ver el cuerpo de un hombre colgando de un balcón, tras explotar la penúltima bomba... al saber que unos torturadores como "Billy el niño" o "El muñecas" o Emilio Hellín Moro continúan con sus plácidas vidas sin que nadie lo impida... al imaginarlos coincidiendo en la cola de la panadería con la sanguinaria etarra Ines del Río o con cualquier otro monstruo parecido...

Algo hemos debido de hacer para que los monstruos caminen entre nosotros... tal vez consentimos demasiadas veces que los intereses partidistas se antepusieran a la construcción de una ley más justa que nos protegiera del horror, tal vez aplaudimos demasiadas veces cuando el PPOE negociaba con el PNV sobre lo innegociable, tal vez no nos importó que nuestros legisladores estuvieran más ocupados en llenarse los bolsillos y perpetuarse que en construir un sistema legal que evite lo que hoy ya es inevitable, que las bestias campen a sus anchas.

Porque monstruos son todos los asesinos, aquellos que hace setenta años enterraron a sus víctimas en una cuneta o en un descampado y hoy se niegan a levantar la tierra, aquellos que durante las cuatro últimas décadas no dudaron en ejecutar masacre tras masacre con el fervor de un patriótico enajenado mental, aquellos que  hoy cierran un ambulatorio o un quirófano, aquellos que destrozan la Ley de Dependencia, o simplemente venden a precio de saldo un sistema sanitario a sabiendas de que eso se traduce en muertes... todos monstruos, todos asesinos, y todos como siempre, caminando entre nosotros.





Qué poco nos gusta El Roto a veces...

Qué poco nos gusta que nos recuerden nuestras miserias, nuestra cobardía, lo absurdo de nuestras ideas preconcebidas.

Qué poco nos gusta que alguien venga a mostrarnos lo poco que somos cuando solo somos lo que otros esperan que seamos.



viernes, 18 de octubre de 2013

HOY POR FIN ES VIERNES



Ya es viernes... tiempo de disfrutar... tiempo de dejar atrás el duro día a día y las preocupaciones... que la semana ha sido larga y no todo va a ser trabajar.

Así que hagamos la maleta, recojamos solamente lo imprescindible y dispongámonos a recoger los merecidos frutos de nuestro esfuerzo y sacrificio. Seamos nosotros mismos al menos durante un tiempo, que el mundo puede esperar... tomemos lo que tenemos más que merecido y no miremos atrás... sobre todo no miremos atrás.

Los problemas seguirán ahí hasta nuestra vuelta... el paro, la corrupción, y la miseria no van a ir a ninguna parte y no empeorarán por unos pocos días más bajo la alfombra.

No prestemos oídos a los que solo traen malas noticias, a sus negros presagios, a sus envidias... no dejemos que nos arrastren a su triste forma de ver las cosas... escapa tan rápido como puedas... antes de que sea tarde... que este tren solo pasa una vez y tu avión no va a esperar.







Recuerda... hoy por fin es viernes... aunque algunos agoreros insistan en que es lunes por la mañana.








lunes, 14 de octubre de 2013

Corto PIPAS


Y va a resultar que al final... después de todo... somos indestructibles... que nos crecemos con el castigo... y que por lo tanto somos enormes.

Pequeñas grandes historias y talento a raudales... otro sabroso bocado de realidad para volver a creer que esa canalla convertida en casta no son tan reales como parecen... que la realidad está en personas como Manuela Moreno... que "los otros" son pesadilla, por mucho que duelan, por mucho que apesten.








Protagonizado por Marta Martín y Saida Benzal
Guión y Dirección Manuela Moreno
Foto: Jon Corcuera
Productora: MOMENTO
Más info: cortopipas.blogspot.com.es/


jueves, 10 de octubre de 2013

LA LISTA DE LA BASURA


Si alguien les conoce, que les diga que han hecho un gran trabajo... que son imprescindibles para que todo siga como está... para que incluso empeore.

Si alguien les conoce, que les diga que no valdrán escusas... que eso que hacen no es trabajo... que es propaganda y legitimación de la organización criminal que hoy gobierna España.

Si alguien les conoce, que les diga que cuando todo esto pase no habrá perdón... que habrán de pagar como pagan los cómplices.

Si alguien les conoce, que les diga que los nombres se quedan ahí para siempre... que por mucho que lo nieguen, sus hijos sabrán de lo que sus padres hacían para ganarse el pan.

Si alguien les conoce, que les diga que no mereció la pena... que el paro y el hambre pasan... pero que la vergüenza se queda para siempre.

Si alguien les conoce,  que les escupa en la cara a la menor ocasión... porque sin su ayuda, y sin la ayuda de otros como ellos, nada de de todo esto habría sido posible.






Este es el reportaje basura que los siervos antes citados han elaborado para la televisión pública, en él reflejan con toda precisión la mezquindad y la mentira que hoy se precisa para prosperar en el periodismo de los grandes medios. La duración total de la farsa es de cuarenta minutos pero no es necesario soportar tanta ignominia... basta con avanzar hasta el minuto 13 y resistir los diez siguientes... así pues, abróchense los cinturones, aprieten los dientes y mantengan bien apretada la palangana entre las rodillas... porque la nausea empieza... ¡Ya!







LA REALIDAD... ESTE MURO.






jueves, 3 de octubre de 2013

NOESUNACRISIS


Un excepcional documental interactivo producido por La Société des Apaches y el Centro Nacional de Cine Francés... es un detallado inventario de emociones, pesadillas, sueños... el parte de una guerra que solo acaba de empezar.

Yo diría que no falta nada. Todo lo que un proceso (y no objeto) conocido por 15-M ha regalado a una ciudad como Madrid... la denostada Madrid... la de todos y de nadie... el rompeolas del descontento, de los recortes sociales, de la especulación sin límites, de la codicia y la corrupción, de los desahucios, de la exclusión social, de la explotación laboral, de los canallas más famosos... y de los héroes más anónimos.

Las palabras y las imágenes de los que se niegan a callar y aceptar eso que otros insisten en llamar crisis... mientras perpetran impunemente la mayor estafa que la historia ha conocido.

Indispensable... oportuno... necesario... esencial... preciso...

Para todos...

Para los que saben... para que recuerden...

Para los que no saben... para que despierten...








sábado, 28 de septiembre de 2013

LOS RESTOS






















Título: Nearby (Financial Crisis Evictions) - Autor: Andres Kudacki/Associated Press - (959 x 639)

Efrén, de 68 años, cubre a su nieta María de 8 años de edad con una manta. Pasado jueves, cerca de la casa de la que el día anterior habían sido desahuciados.

(AVISO: No busquen a los cincuenta policías, ni a los secretarios judiciales, ni al juez... no busquen a nadie... en ese instante estaban todos en sus casas... besando a sus hijos)







Título: Escoria - Autor: Desconocido - (560 x 279) 

Es el residuo resultante... es el indestructible detrito que persiste... inmune al paso de los siglos y al desgaste. No importa el tiempo, ni los azarosos vaivenes de un mundo que parece cambiante... Es la escoria que permanece, no hay llama que la consuma... se acumula sobre sí misma y se adapta a las circunstancias... y a casi nadie le extraña. 


viernes, 27 de septiembre de 2013

CENSURADO


Ocurrió lo que tenía que ocurrir... que una parte del mundo real terminó por entrar en esta gran farsa... que no sirvieron las humillantes entrevistas a pantallas de plasma, ni las actitudes timoratas, ni las preguntas pactadas, ni los periodistas serviles... que a pesar de todo, la libertad de prensa y la ética profesional existen todavía...  pero lejos.

Los denodados intentos de esta parodia de gobierno por censurar las baladronadas del tarado ascendido a presidente han sido inútiles. La agencia norteamericana Bloomberg se ha negado a eliminar parte de las respuestas aportadas por Rajoy a propósito del caso Bárcenas durante una entrevista concedida en Nueva York. Una muestra:

"Hay cosas que no se pueden demostrar"

Hubo más... pero dicen que nada más escuchar esa frase, el tembloroso equipo de asesores de Mariano saltó de sus asientos tras las cámaras, que sus rostros se quedaron sin sangre, que apenas podían creer que su fronterizo asesorado repitiera de nuevo la frase prohibida.

Dicen que le aplicaron un oportuno anestésico sobre ese ojo que guiña cuando miente y que por eso parece bizquear... que la tensión llegó a enfrentar a la entrevistadora Sara Eisen y el resto de los periodistas de Bloomberg con el propio Rajoy.

"Les explicamos que esos minutos eran relevantes y que no íbamos a omitirlos... nosotros nunca dejamos que ningún invitado conozca de antemano las preguntas de la entrevista... tampoco aceptamos nunca suprimir ningún fragmento... ellos no estaban contentos con las preguntas sobre la corrupción y nos pidieron que las quitáramos. Pero nosotros defendemos nuestro trabajo"

Es la contestación de unos periodistas dignos de ser así llamados, informadores a los que no les preocupa tanto perder un sueldo como su credibilidad, porque saben que los sueldos van y vienen, pero la credibilidad perdida ya no regresa jamás... hombres y mujeres, profesionales lo suficientemente libres como para escapar de la farsa que este gobierno parece convencido de poder exportar.

Estos son los fragmentos que el gobierno ha intentado eliminar... y ésta su declaración al ser preguntados por el incidente:

"Que los de Bloomberg digan lo que quieran... todo es falso salvo algunas cosillas... hay cosas que no se pueden demostrar"







jueves, 26 de septiembre de 2013

MIRADA PARA OTRO LADO






Autor: Desconocido - Imagen de 640 x 426 - Mujer llora tras haber sido desahuciada por no pagar el alquiler de su vivienda social y acumular una deuda de casi mil euros. Hombre en primer plano mira hacia otro lado para no verse en ella.


martes, 24 de septiembre de 2013

EL TERROR DE TUS TIRANOS



Hay un pequeño agujero en el muro... una grieta en la que apenas caben los dedos. Tal vez podamos ensancharla... puede que  no tanto como pasar al otro lado, pero sí como para asomar la cabeza y respirar después de todo... y esperar que otros la hagan ventana.


Pincha en la imagen para leer el artículo


Cuenta Jorge Urdánoz Ganuza en su artículo de EL PAÍS que somos materia prima, pedazos de una sustancia en bruto que en su origen y sin tratamiento de fábrica no resulta especialmente dañina... cuenta también de lo que ocurre con esa benéfica materia prima, cuando se somete al adecuado proceso de transformación por el que una persona "normal" pasa a convertirse en "político".

Asegura Urdánov que nadie entrado en políticas escapa a los efectos perversos de la cadena de montaje, esa en que todo ciudadano bienintencionado cae con solo pisar la moqueta roja del sistema... afirma que aún sin prisa, los hilos del poder y la complacencia enredan al más pintado, al más noble, y al menos interesado, y que por tanto, toda auto-vacuna del sistema ha de proceder de la parte más alejada del tumor principal, léase electores y militantes.

Si esto es así, y las pruebas de que disponemos lo confirman, podemos llegar a la funesta conclusión de que esa carrera que comienza a la entrada de un partido político y termina al ser coronado por su ejecutiva, no es más que un proceso de perfectísimo diseño... una cinta transportadora en la que todo individuo queda contaminado por el mismo mal que pretende combatir.

El único "pero" que añado al citado artículo es la confusión de autor a la hora de escribir "elector" donde debería figurar la palabra "ciudadano", porque como él mismo declara, "Ni los militantes tienen autoridad frente al aparato ni los electores entera libertad para acabar con el bipartidismo, blindado por el sistema electoral"

Alguien nos ha repetido hasta la saciedad que nuestro modo de convivencia solo es posible si es con partidos políticos, que no hay otro instrumento fiable sobre el que construir una democracia digna de ser así llamada... lo han repetido tantas veces que solamente con dudar de ello nos sentimos culpables, perjuros de cuanto creemos... y así, con tan poca cosa, convertimos toda posibilidad de cambio en miedo.

¿Pero y si alguien se atreviera a despojarse del miedo? Y aún peor... ¿Y si alguno, en un descuido, cometiera el error de imitarlo?

Hace aproximadamente dos años que el ayuntamiento de Torrelodones fue vaciado de eso que algunos llamamos "La casta"... ya son algo más de 24 meses sin restos de ejecutivas convertidos en alcaldes, sin cargos de confianza ni asesores, sin coches oficiales, sin guardaespaldas, sin cuentas de aperitivos y comidas, sin alfombras alquiladas, sin contratos adjudicados a dedo, sin sueldos pornográficos, sin ninguna de esas cosas "tan imprescindibles" para que esta democracia siga su camino.

Personas de carne y hueso ocupando un espacio sagrado que antes solo estaba reservado para los "elegidos"... mujeres y hombres ajenos al sempiterno mecanismo del bipartidismo y sus correspondientes bisagras... ciudadanos sin deudas ni agradecimientos pendientes... y un superávit de más de cinco millones de euros en el último presupuesto.

Hoy es Algete.

Hoy son otro puñado de valientes los que dan el paso cuando los demás nos quedamos mirando... absortos ante tamaña muestra de locura... (quizá de terrorismo)

Vecinos uno a uno, ciudadanos que ya no se preguntan entre sí de dónde vienen pero sí a dónde van, individuos sin aspiraciones políticas a los que únicamente preocupa el terminar de una vez por todas con el desgobierno de una clase política irrecuperable y homicida. Enanos contra los gigantes de las millonarias campañas electorales... pero enanos sabedores de que en las elecciones municipales (y a diferencia de las generales) la distancia entre las urnas y los electores es mucho más corta, y que en esas condiciones resulta algo más complicado retorcer la democracia para hacer que un voto de calle arriba valga siete veces más que un voto de calle abajo.

Va por vosotros, atajo de valientes, cuerdos entre los cuerdos... por que eso que os empuja no se apague y se haga incendio.

Al fin... un espejo en el que mirarnos.