Translate

lunes, 4 de noviembre de 2013

DE MINERO A MINISTRO



He encontrado una carta... es para ese ministro, el de industria energía y turismo... ¿cómo demonio se llama?... si hombre, ese que se parece a Aznar, pero en estirado... ese que lleva más de treinta años dándolo todo por mundo de la política, el que perjuraba diciendo que el meridiano de Greenwich pasaba por Canarias... que sí hombre... 

Ese que en 2006 y 2007 fue relacionado con varios casos de corrupción urbanística en los municipios grancanarios de Mogán y Santa Brígida... aquél que en 2008, y por los mismos motivos, volvió a vérselas con la justicia a propósito del "Caso Eolo"...

Calla, calla... que lo tengo en la punta de la lengua...
Que sí hombre... ese que en septiembre de 2008, siendo alcalde de las Palmas, resultó condenado por imputar con mala fe los delitos de calumnias e injurias a un ingeniero y empleado del Cabildo que le denunció por haber tratado, supuestamente, de favorecer a la empresa privada que habría pagado el alquiler de su vivienda familiar durante 21 meses hasta que fue acabada su nueva residencia de Tafira, (lo que luego se denominaría en los medios como "Caso del Chalet")

Ese... el que en abril de 2009, fue denunciado por el periodista Carlos Sosa Báez (Canarias Ahora) por cohecho, trafico de influencias, prevaricación, falta de celo en la custodia de documentos públicos, falsedad documental, falso testimonio y receptación... en complicidad con su hermano Luis (ya ex Consejero de Industria del Gobierno canario), su esposa María del Carmen Benítez, y el ex presidente de la Autoridad Portuaria José Manuel Arnáiz.

Ese... ese mismo... el del "Caso Salmón"... al que el Fiscal anticorrupción de Las Palmas encausó por un supuesto delito de cohecho al favorecer al empresario noruego Bjorn Lyng, propietario de la empresa Anfi del Mar... el que fue invitado junto con su familia, a un estupendo viaje a Suecia, Austria y Noruega para pescar salmón durante el verano de 2005... ese que se libró de tamaño embrollo porque el juicio no comenzó hasta 2009 y en España ese tipo de delitos prescriben a los tres años...

¡Ya lo tengo! ¡Pues claro hombre! ¡Juan Manuel Soria! Ese es su condenado nombre...

Bueno, pues eso... que he encontrado una carta para el ministro Soria, ese que afirmaba hace bien poco que los mineros eran unos "trabajadores privilegiados". Es la carta de un nadie... uno de esos tiznados malencarados que con muy malos modos echaron a su excelencia del hospital durante su visita a los heridos... los supervivientes del "accidente" que hace unos días les costó las vidas a seis privilegiados mineros.





















    

"Al Ministro Soria:

Lo que llevan estos mineros colgado al cuello y enchufado a la boca se llaman autorescatadores. Antes de que los tengan en la posición que ve usted, tuvieron que sacárselos del cinturón, desprecintar la carcasa metálica en la que están metidos, colgárselos al cuello, ponerse el aparato en la boca, la pinza en la nariz y aguantar la primera patada en el pecho que pega la primera bocanada de aire caliente que produce el aparato, debido a una reacción química de los componentes que lleva en su interior. 

Si les da tiempo a hacer todo esto, nerviosos, pensando que tienen la muerte cogiéndoles la mano para llevárselos, y sin respirar la atmósfera tóxica del grisú, de momento, están salvados. Ahora tienen que alejarse de allí, o intentar salvar a a algún compañero en dificultades. Porque por si usted no lo sabe, en la mina hay trabajadores, pero sobre todo hay compañeros. 

Estos autorescatadores tienen una autonomía máxima de 35/40 minutos dependiendo del esfuerzo que se realice, y si el minero "solo" tiene que alejarse de allí,  andar por una rampa o galería de una mina, no es lo mismo que estar con los cojones sentados en una confortable silla de un ministerio o un asiento del Congreso. En estos, no tienes que subir o bajar agarrado de mamposta en mamposta, dando por supuesto que están seguras, pasar por sitios que posiblemente no te quepa más que tu cuerpo, con la suerte que no te enganches en algo... en el caso de las rampas y en el caso de las galerías  no están lisas, pulidas y brillantes como su despacho. En las galerias hay piedras, barro, charcos, baches... 

Como usted podrá suponer, porque es muy listo, no son lo mismo 35/40 minutos, tocándose los cojones que andar por una mina. No le digo, porque sigue siendo usted muy listo, si el minero tiene que auxiliar a un compañero en dificultades. A mayor esfuerzo, mayor respiración y menor duración de la autonomía del autorescatador, por tanto menos tiempo para ponerse a salvo. 

Le explico todo esto, aunque no lo leerá nunca, o quizá si, porque alguien se lo haga llegar, porque usted calificó a los mineros de privilegiados. ¡Pues manda cojones con la concepcion que tiene usted de un privilegiado!¿Entonces usted que es? Se lo digo yo. Usted es un hijo de la gran p... que ademas de no tener ni puta idea de lo que es el trabajo en la mina, no conoce la idiosincrasia de los mineros. Usted es un hijo de la gran p... que quiere acabar con el sustento y el futuro de un montón de familias que lo único que quieren es trabajar. Usted es un hijo de la gran p.. que el único accidente que puede tener en su trabajo es que le caiga un boli o un aipad en un pie. Usted es un hijo de la gran p... que no tuvo cojones a darles cara a los compañeros que estaban en la plazoleta del pozo, en el reciente accidente de León.

¿El dar la cara no le entra en el sueldo? Por último, no se lo tome usted a mal y vaya a decir que en algunos momentos le insulto. Nada mas lejos de mi intención el recurrir al insulto. Donde usted pueda suponer un insulto yo simplemente pongo una definición y por supuesto todos mis respetos para su querida madre, que no tiene la culpa de tener un desgraciado por hijo"


PDTA:

Dicho queda... solamente resta hacerle llegar mi agradecimiento Señor Ministro (ya se me ha vuelto a olvidar su nombre)... darle ánimo para que insista y no ceje en su labor, porque de cosas como esta y de hombres como usted terminará por venir lo que ya es casi inevitable, lo que ha de librarnos por fin, de tantos siglos de podredumbre, de los míseros y su miseria, de los inmundos y su inmundicia... 

Que el futuro le sitúe en tanto y tan alto como bien se tiene merecido... (y que estas navidades no le caiga ninguna corbata)















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada