Translate

lunes, 5 de mayo de 2014

ELENALFREDIS SPIRALIS



Elenalfredis spiralis - Gusanos provenientes de las ratas y los cerdos. Parásitos de minúsculo tamaño, cuya descendencia produce graves enfermedades en los humanos. Se caracterizan por su extremada resistencia al desaliento y una asombrosa capacidad reproductiva, llegando, si no se aplican medios para su exterminación, a convertirse en grave amenaza para toda forma de vida.


Os aseguro que es un magnífica ocasión... a pesar de la aparente insignificancia... os prometo que se trata de uno de los mejores momentos en lo peor, en lo más chabacano, en lo más nauseabundo, en lo más descriptivo de esta putrefacta forma de vida en que han transformado la democracia.

Un día cualquiera... en el mismo centro de esta farsa tragicómica que ya asombra al mundo... tras el acto de celebración del aniversario de la llegada de zapatero al gobierno... Rubalcaba y Elena Valenciano conversan amigablemente con una mujer con carrito... gestos de fingida complicidad, repetidos alzados de cejas con sonrisa de tres al cuarto, enérgicas caricias de quien acaricia a un caballo, vistazos rápidos al frente para comprobar de que hay alguien grabando la escena... y vuelta de nuevo a las carantoñas, a los ojitos de querer, a la penosa campaña electoral que ya ni un par de encumbrados mermados mentales de la talla de Alfredo y Elena pueden negar.

El sol brilla, la brisa de Mayo mueve con mimo las verdes ramas, la primavera revienta en gozo de sí misma, el pueblo les ama, y ellos (a su manera) también aman a su pueblo, llegan las europeas y lo que no nos den los pocos fieles que quedan, nos lo dará una coalición con el PP... y de repente alguien se acerca a ellos... ¿será otro probo ciudadano en busca de consuelo, uno más de quienes imploran la gracia de una asesoría por merced de sus excelencias? 

No... no lo parece... por sus gestos se diría que más bien es un menesteroso, uno de esos indignados tal vez... un hombre de mediana edad que les reclama algo... no importa qué... Elena Valenciano le mira extrañada, escasa de tablas, busca el apoyo de Alfredo Rubalcaba, y este, tras breve cabeceo y un discreto volapié, da muerte al espectáculo y nos deja con diez palmos de narices. 

Desaparece Alfredo... Elena sin embargo, algo más lenta que su mentor, se queda retrasada para advertir a quien sostiene la cámara que eso está prohibido... que no se puede grabar a los amos así, sin más... sobre todo cuando el aire les deja con las nalgas al aire.

Luego, casi de seguido, un cenutrio ocupa todo el plano, uno de esos mamporreros de partido a los que habría que embrear dos horas antes que a sus señores, un aprendiz de matón, un recorte del Señor X, dispuesto a ganarse el sueldo... intimidando, insultando, casi agrediendo a quienes turbaron a ese sol que brilla, a la brisa que mece, y a la primavera que revienta...

Con todos ustedes el caldo espeso de la impudicia, de la cara dura y la indecencia... la desvergüenza hecha parlamentario... la esencia de eso que ya nunca más llamaré clase política... porque para los gusanos y los parásitos, nada mejor ni más justo que un nombre en latín... el de una mala enfermedad.



VER VÍDEO



Gracias Jen


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada