Translate

lunes, 17 de junio de 2013

PARA QUE NO TE ROBEN LA PENSIÓN



Escucha... eres pobre... eso es lo primero que has de comprender... y los pobres, si son de Dios, han de aceptar su destino con resignación. Tus padres lo fueron, lo eres tú, y lo serán tus hijos... y no es culpa de nadie... es cosa del cielo... ese en el que sí, todos cabremos.

No prestes oídos a los falsos profetas, a los que sólo pretenden confundirte, darte falsa esperanza, esa que a los hombres pacíficos convierte en demonios...
Comprende que las cosas no son como querríamos que fuesen, las cosas son como son... a saber:
España no es tan rica como la media de los países europeos (UE-15)


Nuestro PIB percápita no es el 94% del promedio de la Europa de los quince.

El gasto social en este país no es ese ridículo 20% del PIB del que algunos hablan.

No es cierto que el 90% de lo recaudado por hacienda provenga de las cuotas de los trabajadores.

Tampoco lo es que las grandes fortunas aporten menos de un 3% a la caja común.

Gastamos mucho más de lo que tenemos y eso hace insostenible el "estado del bienestar"

Los últimos datos anuncian el comienzo de la recuperación... pronto todo será como antes.

No existen esas grandes fortunas que escapan del fisco, aquí todos pagamos por igual.

Es falsa esa teoría según la cual, si los muy ricos pagasen impuestos no sería necesario recorte alguno.

Mienten los que aseguran que en el fondo de reserva de las pensiones ha sido expoliado.

Como mienten aquellos que afirman eso de que un banco se puede cerrar sin mayores problemas, que no es necesario reflotarlo con dinero público.

Escuchadnos a nosotros, a los que no producimos ningún tipo de riqueza, a los que formamos los grandes grupos de inversiones, a los que hemos destruido a la pequeña y mediana empresa, a los que hemos enviado al paro a seis millones de personas y precarizado las condiciones en que trabaja el resto... prestadnos vuestra confianza durante un poco más de tiempo, recordad que la alternativa es el caos... creed en nuestras cifras, nuestras máximas, y así todo irá bien... como hasta ahora.

Por esto, y por más, es imprescindible que nadie vea lo que sigue, si lo encontráis borradlo de la red y de vuestras mentes... no lo propaguéis,  sed buenos ciudadanos y haced como si nunca hubiera existido.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada