Translate

miércoles, 2 de junio de 2010

EPIDEMIA




-...¡No! ¡No podemos seguir así! ¡No tiene sentido! Prestadme atención, es preciso que comprendáis lo que he de deciros... ¡He dicho que me escuchéis! ¿Es que no os dais cuenta? ¡Nunca más...!

-¿Qué le pasa a ese?

-Vete a saber, entró hace un rato, pidió un café con no sé qué, y de pronto ha empezado a dar voces... será un chalado.

Desde luego que no parecía muy cuerdo... ya vuelve uno de los camareros ha salido a la calle... viene con dos policías... a este se lo llevan seguro, aunque sea a rastras. ¿A qué vendría tanto grito? Se hace tarde. Hay un montón de trabajo esperándome en la oficina. Todos serán asuntos urgentes que no podrán esperar y tendré que quedarme otra vez hasta las tantas... De hoy no pasa... Hablaré con el jefe para que me suba el sueldo... Me lo prometió hace meses... Seguro que con los demás ha cumplido su palabra, pero claro, lo mío tendrá que esperar a que la cosa mejore, como siempre... Eso es lo peor de todo... Me toman por gilipollas... Seguro que hasta el último mono del departamento habrá mejorado su nómina, pero nadie dice esta boca es mía.

Me acabaré el desayuno, al final se me va a hacer tarde y los de balances pronto bajarán hasta mi mesa hechos una furia a por sus dichosos informes. Una vez los tengan, no volverán a dirigirme la palabra hasta el mes que viene. En realidad es como esto... ya ha pasado el susto y todos vuelven a esconderse tras sus periódicos. Cada uno a lo suyo. En cuanto vacíen sus tazas se marcharán... y no volveré a verles... a ninguno... el resto de mi vida... toda la eternidad. ¡Jamás! Nunca lo había pensado. Es terrible despedirse para siempre de alguien. Es tan... definitivo. Da miedo. No me gusta esta sensación. Vivir algo por última vez, y saberlo, es como morir... joder... y yo no quiero morir, no ahora, no cada día. Morir es para siempre, no reflexionamos sobre ello, no lo bastante. Caminamos por calles que nunca más pisaremos, vemos, olemos, saboreamos, acariciamos cosas que ya no volverán, y a pesar de ello seguimos adelante sin darles mayor importancia. ¿Cómo podemos ser así? Esto es más morir que vivir. Parecemos ansiosos por llegar al final, dejarlo todo atrás, volvemos la cara ante cualquiera que nos sugiera la posibilidad de detenernos, de paladear cada instante de vida, y yo... yo como todos. Pero... ¿y si eso cambiara? Tampoco es tan difícil... No es más que proponérselo. Querer ver, tomar la decisión de querer ver, no echarse atrás. Esa es la clave. Contemplarlo todo con ojos nuevos, como si fuera la primera vez, o como si fuera la última, tanto da.

El caso es que a partir de ya mismo las cosas van a cambiar... ya lo creo que cambiarán. Ya no fingiré más que no sé que el tiempo se acaba, que nada ni nadie me importa. Se acabó el hacer todo lo que se espera que haga. Me sentaré en un banco del parque durante todo un día. Saldré a la calle en medio de la lluvia, y pasearé descalzo por encima de los charcos. Haré lo que sea necesario para que ya no se me escape más vida entre los dedos. Si lo entienden en el trabajo, bien por ellos. Si lo entienden en casa, perfecto. Yo se lo explicaré... al fin y al cabo no tan es difícil de entender. Es algo tan sencillamente importante... qué demonios... es lo más importante. Averiguar quién es aquella chica que acaba de pedir la cuenta... Podría ser el amor de mi vida... Hablar con el hombre que sale por la puerta. ¿Y si fuera mi mejor amigo?

Este es el momento, no hay marcha atrás. Ahora puedo elegir... estoy a tiempo... sentir lo que siento durante unos pocos segundos más... o sentirlo para siempre. Toda mi vida... lo que me queda de vida... depende de lo que decida en este instante.

-¡Escuchadme! ¡Que nadie salga de aquí! ¡No os marchéis! ¡No debemos continuar con esta absurda farsa! No somos así ¡Unas palabras al menos, con eso bastará! ¡Escuchadme... por favor!

-¿Y ahora qué le pasa a este?

-No sé... Será otro pirado más. Menuda mañanita llevamos, con este ya van cinco o seis. Una epidemia de chaladura... eso es lo que es.


Imagem: Deep blue

No hay comentarios:

Publicar un comentario