Translate

miércoles, 21 de marzo de 2012

TURBIAS AGUAS DEL CANAL

Como ya es sabido, anda Doña Esperanza Aguirre dándole vueltas a lo de la venta del Canal de Isabel II.

Una empresa pública, rentable donde las haya, perfectamente saneada y que gestiona un bien tan indispensable como el agua, necesita, según la buena de Esperanza, de unas manos privadas que la hagan aún más grande, más eficiente, más productiva...

Que los mejor colocados para hacerse con la "joya de la comunidad" son empresas constructoras... ¿y eso qué importancia tiene?... ¿es que nadie construye sobre el agua?... ¿es que nadie ha oído hablar de los famosos castillos en el aire? ¿no? Pues tranquilos, que todo se andará...

Y ya puestos... ¿por qué esperar? Qué más da antes que después, si
el destino ya está escrito...

Las constructoras que pretenden hacerse con el Canal de Isabel II, esperan con los brazos abiertos el inmenso tesoro terrenal (de terrenos) que Esperanza les promete, se muestran incapaces de contenerse ante unos insignificantes formalismos y ya hunden sus regordetes dedos en la tarta.

He aquí la prueba...

La denuncia pública que una intrépida trabajadora del Canal de Isabel II pone en manos del presidente, Don Ignacio González, para que como abogado que es, sepa interpretar la gravedad del caso y tome cartas en el asunto.

¿Soy yo el único que oye el rechinar de dientes que recorre todo Madrid?
Dicen que procede del despacho de nuestra atribulada Presidenta Esperanza Aguirre, dicen que a veces se entremezcla con con un lastimero gemido...

"¡Ahora no! Ahora que lo tenía casi hecho... si ya casi estaba... "

Contenido de la carta de Araceli Blanco a Ignacio González

Redacción Estrella Digital, Madrid. 20/03/2012 | 22:03 h.


“A: D. Ignacio González, presidente del Canal de Isabel II
De: Justa-Araceli Blanco Redondo


Primeramente reciba mi más cordial saludo. Me presento. Trabajo en el Canal de Isabel II desde hace 21 años como administrativo. Soy Geógrafo, Máster en Calidad y Medio Ambiente y ahora estoy en 3º de Derecho, etc. Soy secretaria de Mujeres para la Democracia del Distrito de Tetuán. Como aval personal puedo decirle que cuento, entre mis más entrañables amigos, con D. Jesús de Haro (cura) al que conozco desde hace 20 años y que –a su vez- es íntimo de una familia muy allegada a Vd. Don Jesús goza de toda la confianza del PP y de sus dirigentes… Con esta nota yo también espero ganármela. D. Ignacio, paso a explicarle tres temas importantes:
  1. DESVÍO EN FRAUDE DE LEY DE FONDOS PÚBLICOS
Nunca me atrevía a estrechar su mano de Vd., aunque hemos coincidido en la copa de Navidad varios años. Pero en estos momentos me atrevo a dirigirme a Vd. Porque tengo que comunicarle una información que yo considero muy relevante. Tras mucho pensarlo, he decidido dar este paso, bien entendido que es absolutamente confidencial.
Por una clarísima indiscreción, ha llegado a mí un documento, del que he hecho copio que guardo en un lugar seguro y que pongo sólo a su disposición, que vincula a tres altos cargos de esta empresa, (un jefe de Departamento, una Subdirectora y un Director) que en asociación, y según se deduce del documento, están actuando en claro fraude de ley desviando fondos públicos para financiar a una gran constructora. El montante sólo de esta operación supondría alrededor de 3,5 millones de euros. La circunstancia es especial máxime cuando la constructora en cuestión está en tratos con los rusos con el visto bueno del Gobierno vigente… Según mis modestos conocimientos en Derecho actúan en evidente fraude de ley y, también se deduce por lo leído, que además se trataría de un delito continuado… etc.
Me pregunto si estas personas estarían desviando fondos públicos hacia intereses privados de un determinado ala; posibilidad no descabellada dada la imbricación de las personas implicadas entre sí en esta empresa…
La decisión tomada no ha sido fácil porque veo indicios de varios delitos, pero no está en mi mano tomar esta decisión, aunque sí es mi obligación transmitírsela, si bien la labor de subsunción del hecho en la ley la dejo en manos de las personas en las que confío, en su buen hacer y en aras de prestar el máximo servicio posible a esta empresa y a este Partido. Esa es mi ilusión y mi devoción. Quedo a su disposición para facilitarle la copia del documento, a través por ejemplo de Dª. Isabel Cuevas, Jefa de su Gabinete en el Canal de Isabel II, si a Vd. le parece oportuno […]”.
Lo publicado sólo llega hasta aquí, los otros dos temas de importancia a los que se refiere la autora de la carta tendrán que esperar, pero si como suele ocurrir, lo mejor se queda para el final...


Imagen: Forges

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada