Translate

viernes, 6 de enero de 2012

EL TRILERO

De Guindos: ''Había que tomar medidas porque si no, nos las habrían impuesto''

 

El ministro de Economía ha pasado por la Cadena SER para valorar la desviación del déficit que, según el Ejecutivo de Rajoy, obligará a tomar "medidas extraordinarias" CADENA SER 02-01-2012



El trile, también llamado, ¿Dónde está la bolita?, o ¿Quién coño me gobierna? es un juego tradicional, normalmente asociado a la estafa, que suele ser practicado tanto en calles concurridas como en democracias de medio pelo.
Fundamentalmente existen dos modalidades, la primera se juega con tres cubiletes y una bolita, y la segunda con unas elecciones generales.

En todos los casos, lo más importante es hacer creer a la víctima o votante, que participa en un juego limpio y que tiene posibilidades de ganar. Para que el engaño llegue a buen fin resultará imprescindible ganarse la confianza del "primo" o estafado mientras intenta adivinar debajo de qué cubilete se encuentra la bolita, o cuál es el gobernante más acorde a las necesidades del país.

Normalmente el "trilero" es ayudado por otros estafadores ("palos blancos" en Chile, "paleros" en algunas zonas de México, "Presidentes electos" en casi toda Europa), que convencen a la víctima de la facilidad para acertar. Todos los "ganchos", secuaces y acompañantes del estafador principal, forman un corro en torno a la escena del delito, este mueve delante del incauto los cubiletes, o los programas electorales, y el jugador apuesta su dinero o su voto a la posición en la que cree que se encuentra la bolita o el partido más adecuado para que gobierne durante los próximos cuatro años.

En el caso de la bolita, el truco del trilero consiste, mediante una elaborada habilidad de prestidigitación y ligereza, en esconder la bolita en alguna de sus manos para evitar que la víctima la localice. Obviamente este truco no lo hará cuando el estafador desee que el jugador acierte.
En algunos casos el estafador permite que alguien que no es cómplice del fraude, acierte, esto lo hace generalmente cuando la apuesta de dinero es baja, y tiene como objetivo atraer más víctimas a la trampa.

En el caso del voto, el truco es incluso más sencillo. Se promete gobernar por el bien del país, y una vez ganadas las elecciones, se ciscan en lo prometido y toman las medidas que imponen los gobernantes de otros países, aún a costa de los deseos e intereses de los ciudadanos. También aquí se permite una pequeña y engañosa ganancia, la participación política de algún minoritario partido de buenas intenciones que solamente obtendrá la representación necesaria para, en alguna medida, dignificar la farsa.

Luis de Guindos Jurado (Madrid, 16 de enero de 1960) fue nombrado consejero asesor para Europa de Lehman Brothers y director de su filial en España y Portugal, donde estuvo hasta la quiebra de éste en 2004. Posteriormente, desde el año 2008, fue responsable de la división financiera de Pricewaterhouse Coopers hasta su incorporación como ministro.
Se nos dice a las claras que nuestros gobernantes, últimos representantes de la soberanía ciudadana, no pueden decidir nada en contra de lo que opinen aquellos a los que nadie ha votado, y no ocurre nada... nos encontramos cada día con ese tipo de noticias que hace un siglo habrían removido los cimientos de todo el país y a nadie parece importarle más eso que el próximo partido de "La roja".

¿Qué demonios nos pasa? ¿Cómo es que permanecemos impasibles ante tanta indignidad? Los más jóvenes ya han llenado las plazas, pero... ¿y los demás? Los que conquistaron esta democracia regalada... los gloriosos vencedores del 23-F... los que acabaron con la dictadura y convirtieron a España en un país libre... los que llenan horas y horas de televisión contando lo mucho que se sacrificaron por el pueblo en los malos momentos... los políticos, los intelectuales, los artistas... ¿Dónde está esa peste nacionalista que siempre aparece cuando peligra la soberanía nacional? ¿Dónde coño se han metido todos?

Tamaño desvivir parece que les dejó con las fuerzas justas, si acaso para amodorrarse para los restos bajo una confortable capa de autocomplacencia aliñada con batallitas de abuelo... ahora vemos la pasta de que están hechos los que dirigieron la transición ("La Transigión" para los amigos)

Hoy es el tiempo de dar la cara ante los verdaderos enemigos del hombre, es la hora de señalar a los amos y a sus cómplices, al que escamotea la bolita y la cambia de cubilete, a la chusma que mientras tanto le rodea para que todo quede en familia.

... al menos algo ha cambiado, ya hay alguien a quien detesto más que a los que roban nuestros derechos y nuestra esperanza... odio con muchísima más intensidad a los que, conscientes de lo que pasa, no hacen nada por evitarlo.

A riesgo de repetirme, vuelvo a la carga.

Todo aquél que de un modo u otro, no se entregue a la tarea de derribar este pútrido sistema, todo aquél que se acomode resignado a lo que haya de ocurrir, todo aquél que participe a sabiendas, con su voto o con su silencio en este latrocinio, es parte del problema. Es el mal a combatir.

Sí, tú también.



 

Pincha en imagen para agrandarla


Imagen: LolliTop
Imagen: 15M ELCHE


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada